jueves. 29.09.2022

Rueda de prensa de Valdivia

ALMERÍA.- La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha iniciado la implantación en Almería del programa ‘Viaje a mi historia’, una iniciativa dirigida a los menores que se encuentran en acogimiento familiar o a los que residen en alguno de los centros de protección de la provincia. Este programa pretende mejorar la calidad en la atención a la infancia del Sistema de Protección, apoyar el trabajo educativo de las familias de acogida y ofrecer a los profesionales herramientas y recursos para desarrollar el trabajo de reconstrucción de la historia de vida de niños y niñas.

La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales acoge hoy una jornada informativa sobre el programa, en la que participan tanto los directores y personal técnico de los centros de protección de menores de la provincia, como familias acogedoras. Durante el encuentro se van a dar conocer los objetivos y las herramientas con las que cuenta ‘Viaje a mi historia’.

El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Alfredo Valdivia, ha informado esta mañana en rueda de prensa del inicio del programa. Valdivia ha destacado que “es importante que a estos menores se les dé la oportunidad de tratar sus orígenes, se les explique de la mejor manera posible el porqué han llegado a esa situación y cuál va a ser su futuro; se trata en definitiva de ayudarles a reconstruir la historia de sus vidas registrando hechos y acontecimientos significativos acerca de sí mismos, de sus familias de origen y del lugar y las personas con las que viven”.

El programa pretende ayudar a estos menores a conservar hechos y recuerdos de sus orígenes y de cómo eran en el pasado, de cómo son en el presente, de cuáles son sus gustos, temores y aspiraciones, y de los cambios que se están produciendo en sus vidas y que les afectan de manera directa. Como material de apoyo, el programa dispone de la guía 'Viaje a mi historia', un libro de vida que guarda la constancia documental y gráfica de las experiencias e impresiones de los menores que se encuentran en el Sistema de Protección.

Este documento propone la realización de actividades sencillas que los niños y adultos pueden compartir juntos en un contexto de actividad lúdico. Es, además, un procedimiento que les permite hablar de su vida al tiempo que van registrando los acontecimientos más importantes de su pasado, sus experiencias en el presente y sus deseos y expectativas de futuro. En el libro se irán incorporando fotografías, dibujos, textos u otros documentos que recojan de un modo sistemático, organizado y personalizado la historia de vida de los niños.

Junto a esta guía, el programa cuenta con una 'caja de recuerdos' para guardar objetos, o recuerdos que el menor quiera conservar de su estancia de acogimiento familiar o residencial, y de su relación con la familia acogedora o los profesionales con los que convive.

El programa está destinado a menores de 0 a 12 años de la Comunidad Autónoma Andaluza que se encuentra en acogimiento, ya sea familiar o residencial. ‘Viaje a mi historia’ afronta esta cuestión empleando una estrategia sistemática y un plan estructurado que se implementará progresivamente, en el periodo de tres años, y supondrá unos tiempos diferenciados y marcados por la propia madurez de los niños y niñas.

En la provincia de Almería 181 menores se encuentran actualmente en acogimiento familiar. A ello hay que sumar 241 que son atendidos en alguno de los 28 centros de protección existentes en la provincia, de los que 61 son menores de 12 años.

Acogimiento Familiar y Residencial

Cuando se decreta el desamparo de un menor, éste pasa a ser atendido a través de los distintos sistemas de acogimiento familiar y residencial. La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño reconoce a la familia como un derecho fundamental de todos los niños y niñas. Y aunque hoy en día las estructuras familiares son cada vez más diversas y complejas, la familia en sus diferentes formas sigue siendo para los niños y niñas un espacio acogedor, cercano e íntimo, donde puede desarrollar su identidad y sentir la pertenencia a un grupo. Por ello, siempre que es posible se prefiere el acogimiento familiar del menor y desde la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se trabaja activamente por potenciar esta alternativa, frente a los centros residenciales.

El acogimiento familiar presenta diversas modalidades, en función del núcleo en el que se produce, la duración o la forma de constitución. Así, puede producirse en el seno de la familia extensa del menor o de una familia ajena; puede ser de urgencia o tener una duración permanente y también, entre otros casos, puede ser profesionalizado, cuando se trata de menores con necesidades especiales.

En todos los casos, es una medida complementaria y no tiene como objetivo la sustitución de la familia de origen del menor, como ocurren en el caso de la adopción. Para hacerla posible es imprescindible el compromiso social, la voluntariedad, colaboración, altruismo y solidaridad de las familias acogedoras.

Cuando por diversas circunstancias no es posible el acogimiento familiar, los menores bajo tutela de la administración son atendidos en centros residenciales. En la provincia de Almería existen 28 de estos centros, dos de ellos propios y 26 gestionados con conciertos a través de distintas organizaciones.

Los menores tutelados almerienses podrán conocer su origen e historia familiar
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad