miércoles. 17.04.2024

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La actriz Lola Herrera ha asegurado que los protocolos son "importantísimos" para evitar los casos de abuso de poder o sexual, tanto en la industria como en la sociedad, y ha puesto de ejemplo el caso de Jenni Hermoso y Luis Rubiales o la presunta violación de Dani Alves a una joven en una discoteca.

"Van a tener que poner cámaras en todas partes. En el caso de las futbolistas, si esas imágenes no hubieran aparecido en la televisión, quizá ella no hubiera tenido la fuerza de alzar la voz. En el caso del futbolista, aún no habiendo imágenes claras, fue importante que la discoteca tuviera una serie de elementos para poder activar el protocolo", ha señalado en una entrevista con Europa Press, con motivo del estreno de la obra teatral 'Adictos' en el Teatro Reina Victoria de Madrid.

La actriz también ha afirmado que si las mujeres acosasen en la industria a los hombres, ellos "se lo contarían unos a otros rápidamente", algo que no ha ocurrido en el caso de las mujeres porque "se mueren de vergüenza porque no saben cómo asumir lo ocurrido".

"Si las mujeres acosásemos, los hombres se lo contarían unos a otros rápidamente y las mujeres no lo han contado porque se morían de vergüenza, por no saber cómo asumir eso. Pero si fuéramos nosotras las que nos metiésemos con ellos, los hombres son más fáciles de charrar todo y de decir 'me han dicho o me han hecho'. Yo creo que serían unos fantasmas impresionantes", ha afirmado

Lola Herrera actúa en 'Adictos' con Lola Baldrich y Ana Labordeta, quienes también han atendido a Europa Press, y han hecho alusión a las palabras de José Sacristán en los Goya, que defendió la obra de Carlos Vermut por encima de las acusaciones de violencia sexual.

Al respecto, Ana Labordeta cree que es un tema en el que hay que "profundizar" y "tirar del hilo" y afirma que son los propios abusadores "los que manchan su obra". "Cuando se demuestra que ese hombre ha abusado de poder, ellos mismos son los que hacen que su obra se manche y se tambaleé", ha indicado.

Por su parte, Lola Baldrich considera que es necesario hacer un debate "sociológico" en torno a este asunto. "Habría que debatir si hay que hacer un castigo en lo profesional al que personalmente hace algo así", ha subrayado.

UN PROYECTO FEMENINO CON MUJERES DE "CIERTA EDAD"

En relación con la obra de teatro, Labordeta ha explicado que se trata de una científica, interpretada por Lola Herrera, que trabaja en un nuevo dispositivo tecnológico que mejora la sociedad, pero se da cuenta de que el fin de dicha herramienta es lo contrario.

Sobre el uso de la tecnología en la actualidad, las actrices coinciden en que "bien usada y con responsabilidad" es una herramienta buena. "Yo tengo una relación justa para mi edad, para poderme comunicar dentro del mundo en el que vivo, porque realmente si no tienes esos conocimientos mínimos no estás en el mundo y yo quiero estar todavía", asegura Lola Herrera.

La actriz cree que la llegada de la inteligencia artificial a la sociedad "va a ser un desastre para muchos trabajos" y señala que uno de los gremios que se verá más afectado es el de los actores. "Muchos profesionales se van a quedar sin sus puestos de trabajo y los actores por supuesto. Si hay una máquina que con dos o tres datos te lo hace todo, sobrará todo el mundo", afirma.

Por otro lado, considera que los avances tecnológicos impiden a la ciudadanía acercarse a la cultura, aunque no es el caso del teatro "porque cuando quieran ver algo en vivo y en directo, tendrán que ir a un teatro". "Estamos en el lugar estupendo, pero para lo demás, creo que estas nuevas tecnologías están impidiendo que el publico se acerque. Solo hay que mirar el caso de los cines, vas a una sala y hay cuatro personas. Se te cae el mundo porque se ha perdido el hábito de salir y acudir al cine", apunta.

Uno de los aspectos que destacan las tres protagonistas de la producción es la alta representación femenina, ya que está dirigida por Magüi Mira, y, además está protagonizada por tres mujeres de "cierta edad", como comenta Lola Baldrich.

"Lo que nos sedujo principalmente es la fuerza que tienen los personajes, que somos tres profesionales, que hacen un trabajo distinto cada una, y que se interrelacionan y llegan a acuerdos", ha agregado.

Lola Herrera asegura que los protocolos son "importantísimos" para evitar abusos...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad