domingo. 25.09.2022

Imagen de una de las actividades

ABLA.- El alcalde de Abla, Antonio Oliva, ha valorado positivamente el desarrollo de las XI Jornadas Micológicas Abulenses, celebradas del 13 al 15 de noviembre en la localidad. La alta participación en cada una de las actividades ha sido la tónica predominante unido a la buena climatología.

En la primera jornada se organizó una charla a los escolares impartida en el Punto de Información Micológica por el presidente de la Asociación 'Micovélez' Juan Alejandro Navarro, que fue además uno de los conferenciantes de la tarde junto a los expertos Jesús Martínez de las Heras y Eduardo Gallego Arjona, artífice de las jornadas que no falta a la cita desde la primera edición. Durante las charlas se incidió en el uso adecuado a la hora de recoger las setas y hongos en el monte, así como la importancia de saber distinguir la toxicidad de las numerosas variedades existentes en la provincia de Almería, cifrada en varios centenares, de las que solo un diez por ciento son comestibles.

La actividad principal de la segunda jornada fue la ruta micológica guiada en la que participaron los tres conferenciantes, quienes aclararon dudas a los asistentes acerca del apasionante mundo de las setas y hongos. Tras un desayuno en el Aula de Naturaleza de Paredes, se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado terrorista de París. La actividad continuó con la recolección de setas hasta llegar al área recreativa de El Serbal. En esta ocasión hubo escasez de níscalos, una de las setas más preciadas, por la ausencia de lluvias. No obstante, se recogieron numerosos champiñones y otras variedades comestibles como setas de cardo, de esponja, pie azul y una conocida popularmente como 'Guardia Civil'. También se hallaron varias especies de la peligrosa seta venenosa 'lepiotas'. La Asociación Gastronómica 'El Choto Pelao y la Buena Mesa de Abla' preparó para reponer fuerzas su afamado arroz con conejo y níscalos, acompañado de embutidos, bebidas y dulces.

La tercera y última jornada estuvo protagonizada por el chef Antonio Gázquez, que impartió un completo taller culinario sobre el uso que hace de las setas en su cocina. Posteriormente tuvo lugar una degustación de seis platos micológicos entre los que destacaron el jabalí en civet con níscalos chantarella y boletus edulis; lentejas con chantarella, pisto de autor Gergaleña y tocino ahumado, o cuscús con salsa de verduras, níscalos y famigliola. La jornada gastronómica sirvió también para presentar varios vinos de la zona.

Conciertos y una exposición micológica completaron un programa intenso de actividades que tiene su prolongación a través de la V Ruta de la tapa de setas, que sigue celebrándose durante los fines de semana que restan de noviembre en seis bares y restaurantes del municipio.

Las XI Jornadas Micológicas Abulenses incidieron en el uso sostenible para la recogida...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad