lunes 25/10/21

'La celiaquía es una enfermedad cada vez más común', afirma Patricia Oliva en el Ciclo de Salud de Cajamar

Un momento de la conferencia

ALMERÍA.- El Ciclo Divulgativo ‘La Salud, Hoy’ que organiza Cajamar Caja Rural ha abordado en su última sesión todos los aspectos principales que rodean a la enfermedad celiaca, un trastorno crónico del aparato digestivo que consiste en una intolerancia permanente a una proteína llamada gluten presente en el trigo, cebada, centeno y probablemente avena y que se presenta en individuos genéticamente predispuestos.

La sesión fue impartida por Patricia Oliva, facultativo especialista en Endocrinología y Nutrición, con formación específica en enfermedad celíaca y profesional de ASISA en el Centro Médico Mediterráneo y en la clínica del doctor González Pérez de El Ejido. Durante la conferencia, Oliva desgranó los factores más importantes sobre la enfermedad. “Se manejan cifras del 1%, en España unos 450.000 afectados. Pero lo que más llama la atención es que  se estima que por cada caso diagnosticado hay otros diez sin diagnosticar”. Un dato que multiplicaría el número de celiacos a cuatro millones y medio de personas. “El problema es que se diagnostican los casos sintomáticos que son la minoría, no al grueso de pacientes afectos que todavía no han dado síntomas”.

La enfermedad celiaca, al contrario que lo que ocurre con la intolerancia a la lactosa, “está mediada por el sistema inmune y el cuadro es generalizado, por eso afecta a todo el organismo y no solo al intestino. Puede existir una vinculación directa de que una persona celiaca, al presentar a veces un daño de las vellosidades de la mucosa intestinal, tampoco pueda absorber bien la lactosa, pero no al contrario, que se limita a una falta de capacidad de absorción solamente a nivel intestinal”.

Patricia Oliva recordó que “afecta a niños y adultos sin rango de edad. Es cierto que quizá por debajo de los dos años se diagnostica más porque da clínica más clásica y que también hay un claro predominio a que afecte más a mujeres que a los hombres”.

Tratamiento cada vez más accesible

Una vez que la enfermedad es diagnosticada “la base del tratamiento es una correcta alimentación, que se basa en una dieta sin gluten” y siempre poniendo especial atención a que no se produzcan carencias. Legumbres, pescados, carnes, huevos, frutas, hortalizas y verduras deben ser la base de la alimentación, siendo el arroz y el maíz los únicos cereales permitidos.

En este sentido, y ante el constante crecimiento de casos diagnosticados, cada vez es mayor el acceso a alimentos adecuados para celiacos y también la información nutricional, lo que ha supuesto una mejora en la calidad de vida de las personas afectadas.

Una enfermedad celiaca diagnosticada demasiado tarde o mal tratada puede derivar en complicaciones como los carcinomas, dermatitis, diabetes o enfermedades hepáticas o relacionadas con el tiroides.

'La celiaquía es una enfermedad cada vez más común', afirma Patricia Oliva en el Ciclo...
Comentarios