domingo. 23.06.2024

Constantemente, las empresas se enfrentan a la necesidad de mejorar su eficiencia operativa y toma de decisiones. Pero esto no es siempre fácil. Afortunadamente, existen los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), soluciones informáticas que integran diferentes áreas de una organización y permiten tener una visión integral del negocio.

¿Qué es un ERP?

Un ERP es un programa informático que integra y automatiza los principales procesos de una empresa en un solo sistema. Gracias a esto, se centraliza toda la información y se puede tener acceso a datos en tiempo real.

Los sistemas ERP trabajan con módulos que abarcan distintas áreas, normalmente, finanzas, contabilidad, recursos humanos, gestión de inventarios, producción, ventas y marketing.

Beneficios de contar con un ERP

Implementar un sistema ERP se traduce en numerosos beneficios para las empresas. Estos son los más importantes:

  • Integración y eficiencia: al unificar los diferentes procesos y departamentos de la empresa, se elimina la necesidad de tener diferentes programas independientes, esto a su vez reduce la duplicidad de datos y mejora la eficiencia operativa.

  • Mejor toma de decisiones: al tener acceso a información en tiempo real, los gerentes y directivos toman decisiones más acertadas y estratégicas basadas en datos actualizados.

  • Optimización de recursos: las empresas pueden hacer mejor uso de sus recursos, como personal, inventarios y presupuestos, puesto que se automatizan las tareas y el mismo sistema genera informes detallados.

  • Mejora en el servicio al cliente: al integrar los procesos de ventas, logística y atención al cliente, los ERP hacen posible brindar una mejor experiencia para los clientes, puesto que se puede responder más rápido a sus requerimientos.

  • Escalabilidad y adaptabilidad: los sistemas ERP modernos se caracterizan por ser flexibles, lo suficiente como para adaptarse a los cambios en las necesidades del negocio, así que este puede crecer y evolucionar sin problemas.

  • Cumplimiento normativo: muchos de estos sistemas incluyen también funcionalidades específicas para garantizar el cumplimiento de las regulaciones y requisitos legales aplicables al sector y el país en el que se desenvuelve la empresa. 

  • Reducción de costes: al automatizar tareas, eliminar redundancias y optimizar procesos, los ERP traen consigo importantes ahorros en los costes operativos de la empresa.

Principales sistemas ERP del mercado

Algunas de las soluciones ERP más populares y utilizadas en la actualidad son:

Sage 50

Es una solución de contabilidad y gestión empresarial de Sage dirigida a pequeñas y medianas empresas. Incluye funcionalidades como facturación, gestión de cuentas, nómina, análisis financiero, entre otras. Está disponible tanto en modalidad local como en la nube (Sage 50 cloud).

Las organizaciones que eligen este software, hacen bien en contratar los servicios de un implantador Sage 50, una empresa que cuenta con el personal especializado y certificado, que se mantiene al día en todo lo referente al sistema y que conoce las mejores prácticas para su instalación y posterior uso.

SAP S/4HANA

Es la última generación del software ERP de SAP, diseñado para funcionar en la plataforma HANA. Ofrece soluciones integrales de planificación de recursos empresariales para empresas de todos los tamaños y sectores. Cuenta con funcionalidades avanzadas de análisis de datos, automatización de procesos y toma de decisiones.

Microsoft Dynamics 365

Es una suite de aplicaciones empresariales de Microsoft que integra CRM y ERP. Incluye módulos para ventas, servicio al cliente, finanzas, operaciones, recursos humanos, entre otros. Está diseñada para brindar inteligencia artificial y aprendizaje automático a los procesos de negocio.

Odoo

Es una solución ERP y de gestión empresarial de código abierto. Tiene múltiples aplicaciones integradas para finanzas, inventario, ventas, compras, recursos humanos, etc. Y se destaca por su flexibilidad y facilidad de personalización.

IFS

Es un proveedor global de soluciones de software empresarial, incluyendo ERP y gestión de activos. Ofrece aplicaciones para industrias como manufactura, construcción, energía, entre otras. Se enfoca en que sus soluciones permitan la transformación digital de las empresas.

Principales características y tendencias de los sistemas ERP

Los ERP comenzaron siendo programas que se instalaban y ejecutaban en los servidores de la propia empresa. Pero, con el auge de la computación en la nube, han evolucionado hacia modelos de despliegue cloud, los cuales tienen claras ventajas, entre ellas, menor inversión en infraestructura, escalabilidad, acceso remoto y actualización automática.

Gracias a esto, todas las empresas, incluso las pequeñas y medianas, pueden usar sistemas ERP avanzados sin tener que realizar grandes inversiones.

Los sistemas ERP actuales comparten características. Las más relevantes son estas:

  • Escalabilidad: se adaptan a las necesidades cambiantes de las empresas. Con facilidad puede aumentarse el número de usuarios, módulos y funcionalidades, si el crecimiento del negocio lo requiere.

  • Movilidad: muchos sistemas cuentan con apps móviles desde las cuales los usuarios acceden a información y realizan, sin importar donde se encuentren.

  • Analítica de datos: incorporan herramientas avanzadas de análisis de datos e inteligencia de negocios. Se pueden generar informes, cuadros de mando y analíticas predictivas que arrojan insights valiosos.

  • Inteligencia artificial (IA) y automatización: cada vez es más común que los ERP integren tecnologías de IA y aprendizaje automático para automatizar tareas, optimizar procesos y brindar asistencia inteligente a los usuarios.

Factores a considerar en la selección de un ERP

Los principales factores que una empresa debe considerar al seleccionar un sistema ERP, son estos:

  • Analizar cuáles son las funcionalidades del programa para asegurarse de que cubran las necesidades de la empresa.

  • Verificar que se integre con otros sistemas y aplicaciones que se usan en el negocio.

  • Evaluar el coste total. Considerar lo que se debe pagar por licencias, hardware, servicios de implementación, capacitación, soporte y mantenimiento.

  • Asegurarse de que es flexible y que puede manejar altos volúmenes de datos, usuarios y transacciones.

  • Evaluar qué tan fácil es personalizarlo y adaptarlo a necesidades específicas.

  • Considerar la calidad y disponibilidad del soporte técnico y servicio al cliente ofrecido por el proveedor. Esto implica saber cuáles son los medios de contacto y los horarios en los que se puede obtener ayuda.

  • Tomar en cuenta la usabilidad y facilidad de navegación, tanto para usuarios finales como para administradores.

  • Verificar que exista suficiente documentación, tutoriales y herramientas de apoyo para los usuarios.

La importancia de contar con un sistema ERP en las empresas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad