viernes. 07.10.2022

Familias españolas por subrogación aseguran que atribuir la maternidad "sólo por el parto" es "inconstitucional"

Así lo ha denunciado a través de un comunicado, recogido por Europa Press, en el que valoran el anteproyecto de la ley del aborto aprobado por el Gobierno en el Consejo de Ministros y en el que se incluye la gestación subrogada como una forma de violencia reproductiva hacia la mujer.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Plataforma de Protección de Infancia Nacida en Georgia y Ucrania (APINGU) por gestación subrogada ha asegurado este martes al Gobierno de que atribuir la maternidad "solo por el parto" y tras "una concepción natural" es "inconstitucional".

Así lo ha denunciado a través de un comunicado, recogido por Europa Press, en el que valoran el anteproyecto de la ley del aborto aprobado por el Gobierno en el Consejo de Ministros y en el que se incluye la gestación subrogada como una forma de violencia reproductiva hacia la mujer.

En general, la entidad considera que esta norma es una "ocurrencia sectaria, electoralista y anticonstitucional", que "busca la validación por ley de un prejuicio y odio indiscriminado a las familias infértiles creadas con gestación por sustitución, mediante la coerción de su formación sin tan siquiera ofrecer la alternativa de una regulación nacional".

Del mismo modo, consideran "cínico plantear una baja por menstruación dolorosa orientada a las mujeres que padecen endometriosis u otra enfermedad" y, en la misma ley, "hostigar a todas las que la padecen incapacitante de la gestación de hijos". "Es permitirnos el reposo por delante, mientras nos prohíben la familia por detrás", han explicado.

NO ES CONDENA EN EL ÁMBITO INTERNACIONAL

Para la Plataforma, "la gestación subrogada en sí no es objeto de condena en el ámbito internacional" y ha señalado a este respecto que "no existe ninguna fuente internacional que, por razón de su fondo tal y como plantea el Gobierno, condene o proscriba el hecho en sí mismo de gestar por sustitución en virtud de un acuerdo privado entre adultos".

"En Derecho Internacional es admitida la técnica reproductiva de transferir embriones ajenos que nos pertenecen a quienes, por voluntad procreacional, los concebimos in vitro, para su gestación como hijos ajenos", ha apuntado APINGU en su comunicado, antes de señalar que "según ordena la jurisprudencia del Tribunal Europeo, los nacidos por gestación subrogada han de ser reconocidos como hijos de quien tenga su ADN y en su caso de su cónyuge".

En este sentido, ha apuntado que sí es objeto de condena "la gestación subrogada forzosa o motivada por la guerra", es decir, cuando "excepcionalmente revistiera la forma forzosa o cuando "se realizara en un contexto de constreñimiento de guerra".

EXCLUYE AL COLECTIVO LGTBI Y A MUJERES CON ENFERMEDADES

Por eso, según han indicado, "la atribución de la maternidad sólo por el parto y tras una concepción natural es inconstitucional" como, según han apuntado, se ha declarado en "varios países de América Latina" que considera que "excluye del derecho humano a formar familia, y de los derechos reproductivos", no solamente al colectivo LGTBI, sino "a más del 5% de las mujeres que, según las publicaciones del Ministerio de Sanidad en España, sufren una endometriosis u otra enfermedad incapacitante de tener hijos sin la cooperación de otra mujer".

"Además, también es inconstitucional impedir el recurso a técnicas reproductivas que sean accesibles en el extranjero (en los términos de la Sentencia TEDH 57813/00 de 3/11/11 párr 114 de la Gran Sala, caso S.H. y otros contra Austria", ha apuntado APINGU.

Desde la entidad, también se rechaza la declaración de esta práctica como "violencia machista" y ha señalado que "la tendencia en el espacio global no es la criminalización" de la misma, sino "su admisión por consideraciones éticas, como por ejemplo la voluntad en Ucrania y Georgia de ayudar a las familias a las que la contaminación u otras causas les privaron de fertilidad uterina y de salud" como "el accidente nuclear de Chernóbyl".

Otro de los argumentos que plantea APINGU sobre esta medida es que la reforma "no tiene ni base científica ni apoyo social" porque "no existen estudios científicos hechos por científicos que respalden" el discurso del Gobierno que, a su juicio, "prejuzga y predica" sobre la gestación subrogada.

Familias españolas por subrogación aseguran que atribuir la maternidad "sólo por el...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad