martes. 20.02.2024

AC/TELEPRENSA.- La incultura política, principal combustible del populismo, ha provocado una paradójica movilización del campo español, que sale a las carreteras a cortar el tráfico animados principalmente por grupos afines a la derecha y ultraderecha, cuando son precisamente comisarios del Partido Popular Europeo, como Stella Kyriakides en Salud y Seguridad Alimentaria, o los Conservadores y Reformistas Europeos, en el que se incluye Vox, con Janusz Wojciechowski como máximo responsable de Agricultura, los responsables de las políticas que hoy se rechazan en piquetes que colapsan ciudades con miles de tractores en toda España.
PP y Vox callan e intentan desviar el tiro hacia el Gobierno de España con el argumento de que no se ha defendido lo suficiente a los agricultores desde las estructuras del Estado, pero la realidad de la crisis está precisamente en las políticas que sus respectivos grupos parlamentarios en Bruselas han desarrollado con sus votos a favor.

En el caso de la agricultura, se trata de lo que podemos denominar como una competencia delegada a la Unión. Así, la denominada Política Agrícola Común (PAC) es una norma única para todos los países de la UE que se dirige fundamentalmente al sector agrario y al medio rural. Su base jurídica se recoge en el propio Tratado de Funcionamiento de la UE y presupuestariamente constituye la principal política de la Unión. De ella dependen las normas que se desarrollan con objetivos como: suministro de alimentos acorde a las exigencias de los consumidores; conservación del medioambiente y lucha contra el cambio climático; fijación de población y generación de empleo en el medio rural y generación directa e indirecta de trabajo en el sistema agroalimentario.

Los objetivos de los socios de Vox al frente de las políticas de la PAC, que no cuenta con ningún español en su gabinete, son precisamente garantizar un sector agrícola moderno y sostenible de la UE que se adapte a los cambios en el clima, la demografía y las tecnologías. Janusz Wojciechowski, comisario de Agricultura, es socio parlamentario de eurodiputados como Jorge Buxadé Villalba, Hermann Tertsch, Mazaly Aguilar o Margarita de la Pisa Carrión

Entre los principales objetivos de esta comisión gobernada por la ultraderecha europea se marca textualmente, “evitar la agricultura intensiva y reducir el uso de pesticidas, fertilizantes y productos químicos como parte de una ambición de cero contaminación”

Aseguran explorar formas de fortalecer el sistema de indicaciones geográficas, mejorar los estándares de bienestar animal y llevar a cabo una evaluación de impacto de los acuerdos comerciales sobre la agricultura.

En su decálogo figura apoyar una rápida conclusión de las negociaciones sobre la Política Agrícola Común después de 2020 con un enfoque importante en la seguridad alimentaria, el clima y la biodiversidad, así como trabajar con los Estados miembros en planes estratégicos, equilibrando los objetivos de toda la UE con las prioridades nacionales.

Janusz Wojciechowski, el comisario de Agricultura de la UE, tiene como misión desarrollar una visión a largo plazo para las zonas rurales, apoyando a las granjas familiares y medianas, a los jóvenes agricultores y garantizar un ingreso justo y desarrollar un plan de acción para la agricultura orgánica en la UE, pero ¿están los agricultores de acuerdo con su forma de hacerlo?  A la vista de tractoradas que invaden Europa es evidente que no.

Un objetivo coincidente con entre la Comisión de Agricultura y la de Seguridad alimentaria es contribuir a la estrategia de "Farm to Fork" para obtener alimentos sostenibles, saludables y de alta calidad.

De este modo, Stella Kyriakides comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria por el Partido Popular europeo, -del que es vicepresidenta Dolors Montserrat Culleré, ex ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España de 2016 a 2018 bajo la presidencia de Mariano Rajoy- tiene como objetivo compartido con Agricultura liderar la nueva estrategia de "Farm to Fork" para la alimentación sostenible, que cubrirá cada paso de la cadena alimentaria, desde la producción hasta el consumo. Para ello promete liderar el trabajo para proteger la salud de las plantas, reducir la dependencia de los pesticidas y apoyar alternativas de bajo riesgo y no químicas

Entre las tareas de esta comisaria está mejorar la comunicación sobre la sostenibilidad de los productos alimenticios y la salud, mantener las normas de seguridad de la UE en materia de importación de alimentos y desarrollar una estrategia para combatir el fraude alimentario, garantizar la aplicación de las leyes de la UE sobre seguridad alimentaria y sanidad animal y vegetal. Lo que incluye no sólo a lo que aquí se produce, sino también en lo que se refiere a las importaciones de países terceros.

,

Ellos dictan las normas que se aplican al campo español
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad