martes 7/12/21

La detección precoz por mamografía reduce en un 30% la mortalidad por cáncer de mama

Con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, que se conmemora este martes, la jefa del Servicio de Mamografía del Hospital Nuestra Señora del Rosario, la doctora Myriam Montes, ha señalado que la detección precoz por mamografía reduce hasta en un 30 por ciento la mortalidad por cáncer de mama.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, que se conmemora este martes, la jefa del Servicio de Mamografía del Hospital Nuestra Señora del Rosario, la doctora Myriam Montes, ha señalado que la detección precoz por mamografía reduce hasta en un 30 por ciento la mortalidad por cáncer de mama.

En este sentido, insiste en que la prevención y el diagnóstico precoz contribuyen a que la supervivencia sea cada vez más alta, de hasta un 80 por ciento. En este sentido, abunda, "el beneficio no solo redunda en la disminución de la mortalidad, sino también en los tratamientos necesarios que, con toda seguridad, serán menos agresivos; es decir, se harán menos mastectomías y menos quimioterapias, por lo que animamos a todas las mujeres a que se hagan una revisión con mamografía, porque salva vidas".

Así las cosas, la experta ha recordado que en España se diagnostican anualmente más de 30.000 nuevos casos. O, dicho de otro modo, una de cada ocho mujeres padecerá este tipo de tumor a lo largo de su vida. Suele aparecer entre los 35 y los 80 años, siendo el intervalo de edad más frecuente aquel entre los 45 y los 65.

En lo que respecta a las mamografías, según la experta, en los últimos años, la técnica ha evolucionado "de un modo notable". Los mamógrafos más modernos no solo permiten un diagnóstico más precoz, sino que también son capaces de ofrecer una imagen de gran definición con menos dosis de radiación. "De hecho, utilizan muy poquita dosis, más o menos la equivalente a la radiación cósmica que se recibiría en un vuelo transatlántico", comenta la doctora Montes.

ORIGEN MULTIFACTORIAL

El cáncer de mama tiene un origen multifactorial, por lo que es importante evitar ciertos factores de riesgo que se pueden modificar, como el consumo de tabaco o alcohol, el sedentarismo y la obesidad. Sin embargo, existen otros factores que no son modificables, como el sexo, la edad o el componente genético. "Por tanto, es necesario promover hábitos de vida saludables y, al mismo tiempo, incidir en la importancia del diagnóstico precoz", concluye.

Por su parte, la doctora Carmen Iglesias, cirujana estética, plástica y reparadora, explica que, después de la realización de cualquier técnica quirúrgica sobre la mama relativa a un cáncer de mama se pueden tener dos problemas. El primero, una mama ligeramente deformada o, en segundo lugar, una mastectomía. "En estos casos, hacemos una reposición mamaria en el 90 por ciento de las pacientes, lo que significa que las pacientes salen operadas con una reconstrucción desde la cirugía oncológica de la mama", explica, para añadir que "solo en un pequeño porcentaje se parte de cero en esa reconstrucción".

En el caso de las mastectomías, continúa, se pueden utilizar varias técnicas de reconstrucción de mama, como es el caso de uso de prótesis o expansores, así como la reconstrucción mamaria con el tejido de la propia paciente, que incluye el traslado, o bien de la espalda o bien del abdomen, para reconstruir una nueva mama. "Tanto en una cirugía como en otra siempre hay una segunda parte, que consiste en la reconstrucción de la aureola y el pezón en caso de que hayan sido extirpados", concluye.

"Nuestras técnicas estarán condicionadas no solo por el tipo de cirugía realizada, sino también por la necesidad de realizar adyuvantes como la quimioterapia o la radioterapia", ha finalizado la cirujana.

La detección precoz por mamografía reduce en un 30% la mortalidad por cáncer de mama
Comentarios