martes 13/4/21

Denuncian una nueva agresión en la prisión de Almería

El déficit estructural de personal penitenciario en Instituciones Penitenciarias, la necesidad de abordar la enfermedad mental y la falta de formación y medios están convirtiendo las agresiones en una pandemia en las prisiones.

ALMERÍA.- El sindicado Comisiones Obreras de Almería ha denunciado una nueva agresión en el centro penitenciario de El Acebuche que ha tenido lugar este miércoles. Al parecer un interno del módulo 18 se abalanzó sobre un funcionario que se golpeó y cayó al suelo quedando inconsciente. El sindicado culpa de estos hechos al déficit estructural de personal penitenciario que existe en Instituciones Penitenciarias, la necesidad de abordar la enfermedad mental y la falta de formación y medios. Desde CC OO se demanda soluciones inmediatas como una OEP extraordinaria para prisiones y un plan frente a las agresiones digno.

Nota de prensa

Este pasado MIERCOLES  se produjo una nueva agresión a un funcionario en el módulo 18 del establecimiento penitenciario. Este suceso acaeció durante la intervención del  único funcionario de servicio en el departamento en la zona del reparto del racionado del mediodía. Un interno de este módulo se abalanza  hacia el funcionario empujándole y golpeándole provocando caída y golpeo contra estructuras de la cocina con resultado de inconsciencia.Se produce con carácter de urgencia la intervención del resto de funcionarios de servicio así como algunos internos residentes así como la actuación del equipo sanitario del centro .

CCOO ha venido denunciado la situación alarmante del Centro Penitenciario de Almería, donde existe un déficit estructural de personal que alcanza ya el 15% de vacantes, a lo que hay que añadir el envejecimiento de la plantilla y la necesidad de estrategias para abordar la enfermedad mental, así como contar con los medios necesarios.Hay que sumar a esta situación la apertura del CIS sin dotación de personal y el traslado de todos los funcionarios en prácticas .Situaciones denunciadas de forma reiterativa a las que hay que añadir actualmente la alarmante situación de falta de Médicos y Auxiliares de Enfermería. 

Las agresiones en prisiones se han duplicado en el último año, sin que se haya tomado ninguna medida. El propio Ministerio del Interior reconoce que fueron 2132 en los últimos 6 años.  

CCOO no va a caer en el sensacionalismo  de sucesos con éste grave problema, pero sí quiere señalar alto y claro quiénes son los responsables del mismo.

Para CCOO las agresiones en prisiones no son inevitables ni están contempladas en la nómina del personal. Se producen porque los gestores en los centros, y a la cabeza de ellos el Secretario General de Instituciones Penitenciarias, no les preocupa este problema porque queda muy lejos de sus despachos.

CCOO exige que se adopten las medidas necesarias para salvaguardar la salud del personal penitenciario de Almería y denuncia que el protocolo contra las agresiones en Instituciones Penitenciarias es una mera declaración de intenciones y que no aborda los problemas estructurales que generan las agresiones en los Centros Penitenciarios. 

Sin los medios de protección adecuados y si cada día hay menos plantilla, las agresiones y la salud de los trabajadores y trabajadoras penitenciarios estará siempre en peligro.

CCOO demanda medidas activas urgentes, una oferta de empleo público extraordinaria y un plan integral contra las agresiones al personal penitenciario digno que garantice la salud laboral, así como soluciones inmediatas para que la agresión en el Centro Penitenciario de Almería sea la última. 

Para CCOO, en este contexto la reinserción se ha convertido en una mera declaración de intenciones y resulta imposible garantizar la seguridad y custodia de las personas internas y la propia salud de las trabajadoras y trabajadores. 

CCOO lleva meses defendiendo:

- La necesidad de personal suficiente. No se puede seguir trabajando dentro de las prisiones sin personal, poniendo en peligro la salud de las trabajadoras y trabajadores penitenciarios.

- Las cárceles, como instituciones cerradas, son espacios donde la enfermedad mental requiere un especial seguimiento. Hacen falta más atención y programas de tratamiento psiquiátrico para abordar la enfermedad mental y también es necesaria la presencia de personal especializado en Psiquiatría de manera continuada. 

- Hacen falta medidas legales como el reconocimiento inmediato de agente de la autoridad al personal penitenciario, y medidas legales activas en la defensa jurídica.

- Hace falta más y mejor formación para afrontar la conflictividad dentro de las prisiones.

Frente a las propuestas constructivas y responsables de CCOO, la Administración responde aprobando un plan contra las agresiones específico para Instituciones Penitenciarias donde su único objetivo es que las estadísticas no se vean afeadas por la lacra de las agresiones que padecen cientos de funcionarias y funcionarios de prisiones. Este plan de agresiones no aborda los elementos estructurales que generan las agresiones: sólo reconoce como agresiones aquellas que tienen consecuencias graves sobre la salud, no establece medidas preventivas y no establece medidas legales para el personal penitenciario, como el reconocimiento de autoridad en el ejercicio de sus funciones.

“No queremos que el servicio público de prisiones sea un gueto donde la Ley de prevención de riesgos laborales no se aplique y donde la salud laboral y la integridad de las empleadas y empleados publicas esté en peligro continuo”, denuncia CCOO. 

CCOO demanda soluciones inmediatas como una OEP extraordinaria para prisiones y un plan frente a las agresiones digno, cuyo objetivo sea erradicar las agresiones de los centros penitenciarios.

Denuncian una nueva agresión en la prisión de Almería
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad