viernes. 21.06.2024

Siempre hay que partir de la afirmación básica de que la mayoría de las personas quisiera o requiere de forma obligatoria la tenencia de un coche. Bien sea para el trabajo, para cumplir compromisos personales o sencillamente para ganar en libertad. Los coches KM0 acercan la posibilidad concreta.

Y la acercan en un contexto que contiene analizar con bastante detalle: un contexto donde los coches nuevos recién salidos del concesionario se hacen cada vez más costosos, lo que indirectamente hace que los coches de segunda mano suban los precios por una cuestión de oferta y demanda.

Pero aun así, los coches KM0 pudieran ser la opción ideal, y muchas razones de peso permiten confirmarlo.

Se pueden comprar online como en el concesionario

La compra online es algo a lo que todos están más o menos habituados hoy en día. Y los coches, nuevos, seminuevos, KM0 e incluso de segunda mano, también se pueden comprar por internet y recibirlos en el domicilio.

En el caso concreto de un coche KM0, hay empresas especializadas como cochesmarket.com que disponen de una gran variedad de marcas y modelos en stock que bien podrían interesar a muchas personas. Todo desde internet, donde se puede filtrar por marcas, por modelo, por precios, por tipo de coche y otras tantas preferencias.

Pero al mismo tiempo, con las garantías de un concesionario. En principio, porque son coches que han sido probados y verificados por ingenieros y técnicos especializados antes de que sitios como Coches Market los pongan en stock. Además, porque se ofrecen pruebas gratuitas sin riesgo, por lo que si tras la compra y sin haber sobrepasado los 14 días, el cliente no está seguro, puede devolverlo sin ningún tipo de contratiempo.

Hay mucha variedad

En los coches nuevos, la variedad está limitada a los lanzamientos del año de todas las marcas que sean del interés de las personas. Y dentro de ello hay que saber considerar que muchos de esos lanzamientos pueden ser prohibitivos por temas de presupuesto.

En los coches KM0, la variedad está limitada por el cumplimiento del coche acerca del concepto de ser un KM0, es decir, ser un coche que aunque ha sido matriculado, no ha sido utilizado por más de 100 kilómetros y en muchas ocasiones ni siquiera ha pisado una carretera desde su adquisición primaria.

Esto permite que haya más variedad, pero al mismo tiempo, que en una oferta más amplia haya más posibilidades de dar con un coche que encaje con las necesidades y con el presupuesto. Por esa razón se compran cada vez más.

Una compra más interesante desde los costes

Salvo contadas excepciones donde se podrán tener opiniones contrarias, para la gran mayoría de las personas cada vez se hace más cuesta arriba eso de renovar el coche o tan siquiera comprar uno nuevo. Si antes se consideraba costoso y poco práctico por la depreciación inmediata tras abandonar el concesionario, en un contexto como el actual puede que sea todavía una peor decisión.

Pero es que los coches de segunda mano también han subido de precio, en nivel general. Y muchas personas no cuentan con la experiencia en el sector como para poder comprar inteligentemente coches de segunda mano. Muchas veces, por ahorrar dinero se terminan comprando coches que no funcionan del todo bien o que necesitan de más inversión antes de estar “utilizables”.

Con los coches KM0 no hay ningún problema de este tipo. En casi todos los casos, por directamente no decir en todos, los coches KM0 van a ser más baratos que los coches nuevos de la misma marca, del mismo modelo e incluso de especificaciones idénticas en modelos más recientes. Y a veces los costes pueden llegar a ser de entre 25% a 30% menos. Por supuesto, son coches que desde el punto de vista mecánico, técnico y estético están impecables, igual que un coche nuevo.

Si a eso se le suma el hecho de que algunas empresas pueden ofrecer financiación, la compra termina siendo más interesante e inteligente.

Comprar coches km0: todas las ventajas de una modalidad cada vez más popular
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad