martes. 04.10.2022

Mesa en la que se recogieron firmas

ALMERÍA.- Amnistía Internacional Almería da la bienvenida al Año Nuevo Chino con decenas de mensajes de buenos deseos para que la situación de los Derechos Humanos en el país asiático mejore en este año del Mono que comienza. La abolición de la pena de muerte, total libertad de expresión para la población, libertad para abogacía que defiende los Derechos Humanos, el cese de la tortura bajo custodia, el final de las detenciones en régimen de incomunicación y mayor respeto a la etnia uigur, fueron algunos de los deseos que  se expresaron en el acto de ayer.

Muchos almerienses se acercaron a los activistas de Amnistía Internacional sumándose a las preocupaciones de la organización en cuanto a los Derechos Humanos en China, participando de los buenos deseos y firmando por los diferentes casos de los que se ocupa Amnistía Internacional en este país.

Durante el acto se recogieron firmas para pedir la revisión del caso de Abdukiram Abduveli, líder religioso y miembro de la etnia uigur que lleva encarcelado más de 20 años por defender la práctica libre de la religión islámica y se encuentra gravemente enfermo. También se recogieron firmas por la liberación de Liu Xiaobo, intelectual chino, premio Nobel de la Paz en 2010, que se encuentra en prisión acusado de subversión y su mujer , Liu Xia, condenada a arresto domiciliario.

La etnia uigur, de origen turkumano y religión islámica, es originaria de la región de Sin-kiang y aunque tiene el reconocimiento constitucional de región autónoma se ha visto sometida desde los años 90 a un férreo control y restricciones sobre su cultura y prácticas religiosas. El gobierno chino asocia las actividades culturales, la práctica religiosa y el disentir públicamente con terrorismo, separatismo y extremismo religioso, arrestando y deteniendo arbitrariamente a miles de uigures. Además desde el 11 de septiembre de 2001 las autoridades catalogaron el descontento uigur dentro del marco del terrorismo internacional.

En cuanto a la pena de muerte en China, aunque se desconoce el número exacto de ejecuciones pues el dato se trata como secreto de estado, las diversas investigaciones llevadas a cabo por Amnistía Internacional llevan a la conclusión de que allí se producen un mayor número de ejecuciones que en el resto del mundo. Lentamente se van dando pasos positivos ya que el año pasado se redujo el número de delitos por los que se condena con la pena capital.

Almería da buenos deseos y esperanza de mejora de los Derechos Humanos en China
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad