domingo 24/10/21

¿Estamos a las puertas de un boom del Bitcoin en 2021?

bitcoin2020
Criptomonedas (Imagen: Pixabay)

El Bitcoin parece que está listo de nuevo para batir todos los récords de cotización, como ya lo hiciera el pasado 2017, cuando rozó la espectacular cifra de los 20.000 dólares de valor. Como viene ocurriendo de forma regular cada cuatro años –2013, 2017 y, ahora 2021–, el Bitcoin está mostrando signos que apuntan a que su precio se catapultará hasta nuevas cotas durante los próximos meses, generando en el camino una gran cantidad de beneficios para los inversores que den el paso de invertir ahora en la criptodivisa estrella.

¿Por qué el Bitcoin está a punto de cobrar más valor?

Las razones por las que el precio Bitcoin está a punto de subir de valor son diversas y, cuando se alinean, generan las condiciones necesarias para que se produzca este fenómeno que revoluciona el mercado de las criptodivisas cada cuatro años. No se trata de simple especulación, sino de una evidencia del mercado que se sustenta en lo que ha ocurrido en otros periodos anteriores en los que se dieron condiciones similares. Los principales motivos por los que todas las personas especializadas coinciden en apuntar que el Bitcoin está a punto de subir de precio espectacularmente son: el Bitcoin halving, el surgimiento de nuevas herramientas de inversión en el mercado de criptodivisas, y la entrada de una nueva ola de pequeños inversores. Y a todo esto, además, hay que sumar un cuarto factor: el potencial del Bitcoin como valor refugio frente a la crisis económica global.

El proceso del halving

El halving es un proceso que tiene lugar aproximadamente cada cuatro años en la evolución del Bitcoin, y que está integrado en la estructura misma de lo que es esta criptomoneda. Como ocurre con el resto de criptodivisas, el Bitcoin está programado para operar de forma autónoma e independiente de cualquier banco central en toda una serie de contextos diferentes. Uno de los factores que entran en esta programación es el conocido como Bitcoin halving, que consiste en un proceso mediante el cual, cada cierto tiempo, se reduce a la mitad el número de Bitcoins que se pueden generar mediante minado. Esto significa que, cada cierto tiempo, el ritmo de creación de Bitcoins decrece, lo que hace que aumente su valor. El anterior ciclo de halving tuvo lugar en 2017, cuando Bitcoin alcanzó su valor máximo histórico.

Las nuevas herramientas de inversión

Paralelamente, en 2017 también surgió toda una nueva oleada de innovaciones que renovaron por completo el interés del mercado de las criptodivisas. En aquel momento, estas innovaciones pasaron sobre todo por la creación de Ethereum, una criptomoneda que tenía la capacidad de servir de base para que cualquier programador pudiese crear su propia criptodivisa de forma sencilla, usando la red de Ethereum. Se produjo entonces una multiplicación de las criptomonedas disponibles, conocida como el ‘boom de las ICO’. En la actualidad está produciéndose un proceso similar, no porque estén surgiendo nuevas criptomonedas sino porque están apareciendo nuevas herramientas para invertir, por ejemplo el margin-trading y las DeFi.

La llegada de una nueva ola de inversores

Tanto el Bitcoin halving como el surgimiento de nuevas plataformas de inversión están facilitando que entre una nueva generación de pequeños inversores al mercado de las criptodivisas. Estos nuevos inversores están inyectando grandes cantidades de dinero en el mercado y están impulsando al alza el valor de las criptomonedas principales, sobre todo Ethereum y Bitcoin. Ambas están alcanzando valores máximos con respecto a los que habían conseguido en 2017, y, de hecho, el propio Bitcoin llegó a multiplicar su valor por cuatro entre marzo y agosto de 2020. Con un precio actual en torno a los 11500 dólares, la mayoría de especialistas considera que este precio será simplemente el precio de base para una inminente escalada en su valor.

Valor refugio frente a la crisis económica global

A todo esto hay que añadir un factor extra que no se había producido en 2017 ni en 2013, que es la crisis económica global. Las criptodivisas en general, y el Bitcoin en particular, están constituidas de tal forma que representan un valor seguro idóneo en tiempos de incertidumbre económica. La razón es que las criptodivisas, por definición, están constituidas de forma descentralizada y no responden a los dictados de ningún banco ni ninguna institución central. De hecho, el Bitcoin fue creado a raíz de la crisis financiera de 2008, justamente para posicionarse como respuesta frente a los problemas económicos originados a partir del colapso de Lehman Brothers, y en la actualidad, de nuevo, parece constituirse como la respuesta idónea para capear el temporal financiero que se avecina.

¿Estamos a las puertas de un boom del Bitcoin en 2021?
Comentarios