viernes. 19.04.2024

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, ha afirmado este martes que la venta como chatarra de la tuneladora adquirida por las empresas adjudicatarias del proyecto original del tramo correspondiente al paso sur del río Guadalquivir de la autovía metropolitana SE-40, para el cual el Ministerio de Transportes promueve un nuevo diseño al ver supuestamente inviable el inicial, supone "tirar al desguace el futuro de Sevilla".

Así lo ha expresado ante la información de ABC sobre la venta de dicha maquinaria por parte de la unión temporal de empresas (UTE) adjudicataria de las obras originales del tramo de la SE-40 comprendido entre Dos Hermanas y Coria, destinado a salvar el cauce vivo del Guadalquivir.

Ello, después de que el director general de Carreteras del Ministerio de Transportes, Javier Herrero, anunciase a finales de 2020 un "cambio radical" del proyecto inicial asegurando que había sido detectado que el grado de "importante impermeabilidad" en principio previsto en el terreno no es tal y "el suelo no se comporta según lo previsto".

Tras ello, el Ministerio de Transportes contrató un nuevo anteproyecto y estudio ambiental, para definir un nuevo diseño de los túneles con un trazado más largo de unos 2,3 kilómetros adicionales y comparar esta solución con cuatro alternativas de puente, al objeto de adoptar una nueva decisión sobre qué infraestructura acometer.

LA DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

La declaración de impacto ambiental (DIA) emitida respecto al proyecto original de este tramo de la SE-40, recordémoslo, apostaba por desestimar la opción de los puentes ante un impacto "visual severo" a la Vega del Guadalquivir.

El director general de Carreteras, además, reconocía que el Ministerio había gastado ya unos 80 millones de euros en estas obras, paralizadas desde 2012, en el contexto de la gran crisis financiera, que supuso una asfixia para las arcas de las administraciones.

La presidenta del PP ha señalado que el Ministerio de Transportes ha pedido a la UTE del proyecto inicial, al que ha renunciado el Estado, desalojar los terrenos donde están acopiados los materiales de la tuneladora, después de que la misma la comprase por más de 37 millones de euros y haya destinado otros 10,4 millones para su mantenimiento.

CRÍTICAS AL PSOE

Mientras el Gobierno central prevé tener listo antes de que acabe el año el nuevo anteproyecto de este tramo de la SE-40, para decidir entre un nuevo proyecto de túneles con un trazado más largo o la sustitución de los mismos por puentes, Virginia Pérez ha opinado que "no caben más despropósitos en la lista de tomaduras de pelo del PSOE a todos los sevillanos", considerando que la tuneladora "queda reducida a chatarra por la inacción política socialista y su nulo interés por la provincia".

La devolución de las fianzas a las empresas adjudicatarias del proyecto original al promover uno nuevo, según ha dicho, "ya supuso el portazo definitivo a los túneles de la SE-40", con lo que a su entender ahora acontece, una vez más, "el entierro definitivo de la SE-40".

Virginia Pérez ha señalado además las críticas del alcalde de Coria, el andalucista Modesto González, quien defiende también que este proyecto conserve los túneles originales; y ha lamentado que en el pleno de la Diputación, PSOE y Adelante tumbasen una moción del PP que pedía que el paso sur de la SE-40 "se realice a través de túneles, según lo previsto en el proyecto originario", alegando tales grupos el citado nuevo anteproyecto para definir una solución "viable y sostenible" para este tramo de la SE-40.

Sí fue aprobada, por cierto, una moción de Cs que reclamaba al Ministerio de Transportes que "desvele las alternativas que aconseja" el anteproyecto y "decida con urgencia" si conserva la solución de los túneles incluida en el proyecto original o los sustituye por puentes.

Así, Pérez ha acusado al PSOE de "abandonar proyectos cruciales para la provincia", reprochando a los socialistas que durante sus 37 años al frente de la Junta sólo materializasen una de las cuatro líneas de metro previstas --el tranvía de Alcalá fue paralizado cuando las obras estaban cerca de su fin-- o que no reabriesen el antiguo hospital militar, reactivado por el actual Gobierno andaluz de PP y Cs.

Virginia Pérez acusa al Gobierno de "tirar al desguace el futuro de Sevilla" con la SE-40
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad