jueves. 07.07.2022

El TSJA confirma la condena a dos varones por asaltar un piso para robar un perro de raza

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado una condena a cuatro años y cuatro meses de cárcel impuesta por la Audiencia de Sevilla a dos varones, por robar de manera "violenta" a una pareja un perro de raza 'American Bully'. Tras esgrimir los inculpados que "el perro del que se apoderaron era uno de los que previamente le habían sido sustraídos" a uno de ellos y que se "limitaron a recuperar por vías de hecho lo que era suyo", el TSJA no ve "indicios de cierto peso de que el perro que sustrajeron violentamente fuera uno de los que habían sido objeto de la aludida sustracción anterior".

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado una condena a cuatro años y cuatro meses de cárcel impuesta por la Audiencia de Sevilla a dos varones, por robar de manera "violenta" a una pareja un perro de raza 'American Bully'. Tras esgrimir los inculpados que "el perro del que se apoderaron era uno de los que previamente le habían sido sustraídos" a uno de ellos y que se "limitaron a recuperar por vías de hecho lo que era suyo", el TSJA no ve "indicios de cierto peso de que el perro que sustrajeron violentamente fuera uno de los que habían sido objeto de la aludida sustracción anterior".

En una sentencia emitida el pasado día 14 de junio, difundida por la Oficina de Comunicación del TSJA y recogida por Europa Press, el alto tribunal andaluz aborda los recursos de apelación de dos varones, condenados por la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla.

En concreto, la Sección Séptima de la Audiencia declaró probado que sobre las 0,50 horas del 4 de abril de 2019, los acusados Ismael F.R., con antecedentes penales no computables en la presente causa; y David R.H., junto a "otros dos individuos más cuyas identidades no se han podido determinar, se dirigieron hasta el domicilio de una mujer y de su pareja", en Sevilla capital, con la "pretensión de hacerse con un perro de la citada pareja, de la raza 'American Bully', del que los acusados estaban en la creencia de que era uno de los cachorros de la camada que le habían sustraído" meses antes a la hermana de Ismael y que ya habían reclamado a esta pareja "mediante llamadas y mensajes conminatorios desde sus teléfonos móviles".

Los dos acusados, según el relato de hechos probados de la Sección Séptima de la Audiencia, llamaron a la puerta de la vivienda de la pareja y tras serles abierta la puerta, los dos moradores de la vivienda intentaron "cerrarla" al percatarse de que "Ismael llevaba un cuchillo y David al menos un palo", si bien mediante "la contrafuerza que los acusados y sus acompañantes hicieron", lograron entrar en el piso, derribando al suelo a la mujer "de un empujón" y llevándose finalmente el perro.

HALLAZGO DE DROGAS

Días después, efectivos de la Policía Nacional acometieron un registro en la vivienda de Ismael F.R., quien al percatarse de la presencia de los agentes "lanzó por la ventana una bolsa conteniendo 123 pastillas de color verde de MDMA, un plástico verde conteniendo una sustancia en polvo cristalino que pesada y analizada resultó ser 1,45 gramos de MDMA y cuatro comprimidos de voltaren, así como una báscula de precisión, estando las pastillas y el polvo destinados en parte a la venta por el acusado", toda vez que la droga intervenida habría alcanzado un valor calculado de 1.263 euros en el mercado ilícito.

Dado el caso, la Sección Séptima de la Audiencia impuso a cada uno de los dos acusados cuatro años y cuatro meses de prisión por un delito de robo con violencia e intimidación; condenado además a Ismael F.R. a un año y siete meses más de cárcel por un delito contra la salud pública. También se les impuso una indemnización conjunta de 3.505 euros en favor de la pareja víctima del asalto.

Los acusados impugnaron ante el TSJA su condena como autores de un delito de robo con violencia en casa habitada, aduciendo que "el perro del que se apoderaron era uno de los que previamente le habían sido sustraídos" a Ismael F.R., de modo que este y su acompañante y coacusado se "limitaron a recuperar por vías de hecho lo que era suyo, por lo que tal conducta no puede ser calificada como un delito de robo, sino como el de realización arbitraria del propio derecho".

SIN "INDICIOS DE CIERTO PESO"

A tal efecto, el TSJA reconoce que "el Código Penal de 1995 vino a expandir de manera muy notable el ámbito típico de la realización arbitraria del propio derecho", si bien "lo que las defensas no han conseguido demostrar, no ya con una prueba plena y convincente, sino tampoco con una prueba preponderante, ni siquiera con unos indicios de cierto peso, es que el perro que los acusados sustrajeron violentamente al matrimonio denunciante fuera uno de los que habían sido objeto de la aludida sustracción anterior".

Los acusados, según el TSJA, "están muy lejos de haber cumplido con esa exigencia de probar el 'derecho propio' de Ismael F.R. sobre el perro del que se apoderó", pues "la mera coincidencia de raza, edad y fechas de sustracción y adquisición, las dos últimas meramente aproximadas dentro de un amplio margen, es manifiestamente insuficiente para sostener, ni siquiera como mera probabilidad predominante o significativa, que el perro del que tan violentamente se apoderaron los acusados fuera propiedad" de Ismael F.R., declara el TSJA, que desestima por completo los recursos de apelación y confirma la condena dictada por la Sección Séptima de la Audiencia.

El TSJA confirma la condena a dos varones por asaltar un piso para robar un perro de raza
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad