sábado. 25.06.2022

Salud recuerda que la protección es la clave principal en la prevención del cáncer de piel

En el Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel, la Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, recuerda a la población andaluza la importancia de la protección solar y autoexploración para prevenir y detectar precozmente el cáncer cutáneo.

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

En el Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel, la Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, recuerda a la población andaluza la importancia de la protección solar y autoexploración para prevenir y detectar precozmente el cáncer cutáneo.

Según datos recogidos por la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se estima que, en 2022, en España se diagnosticarán más de 7.400 melanomas de piel. El melanoma es el tipo de cáncer de piel que mayor impacto causa en la salud de las personas.

En general, según se indica en un comunicado, el cáncer de piel tiene más incidencia por encima del de pulmón y mama, aunque es uno de los más fáciles de prevenir e identificar. Afecta a personas de todos los tonos de piel, incluidas aquellos más oscuros, y se manifiesta principalmente en las zonas del cuerpo más expuestas al sol.

La mayoría de los tipos de cáncer de piel se pueden prevenir con precauciones básicas como controlar la exposición a los rayos de sol, evitando las horas de mediodía (de 12,00 a 16,00 horas) en época estival y usar crema solar con alto factor de protección durante todo el año. Para impedir las quemaduras solares, también se debe utilizar ropa adecuada como gorras, gafas de sol, sombrillas o prendas de tejidos claros.

Una medida para poder identificar precozmente esta enfermedad es la autoexploración. Es importante que la ciudadanía observe su propio cuerpo para vigilar las señales de alerta en posibles lesiones como cambios de forma, tamaño y color.

Se recomienda consultar con el dermatólogo si se advierten cambios en la piel o aparición de lesiones diferentes al resto, con un tamaño superior a 6 mm, tacto áspero o escamoso, asimétricas, con bordes irregulares, con varios colores, que pican o sangran, con una superficie brillante o que parecen una herida que nunca llega a cicatrizar.

Salud recuerda que la protección es la clave principal en la prevención del cáncer de piel
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad