lunes. 15.04.2024

El presidente de la APS reconoce una "incidencia terrible" de la sequía por la caída de la producción de cereales y confía en una remontada de los tráficos a partir del segundo semestre por el aumento de las importaciones de grano

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla (APS), Rafael Carmona, reclama al nuevo Gobierno central que salga de las urnas el próximo 23 de julio que "reconozca" la singularidad del Puerto sevillano con "más inversiones, financiación y reducción de costes"; que "mejore" la fiscalidad de la Zona Franca para que las empresas "perciban que es un atractivo potente"; que "dote ya presupuesto para hacer el túnel", abandonando la idea de un puente en el tramo de la SE-40 entre Dos Hermanas y Coria; y que "meta presión" para que las obras de reforma del Puente del Centenario "terminen en 2024".

En una entrevista con Europa Press, el responsable de la APS insiste en que "si nos colocan un puente justo delante de la esclusa, se acabó el Puerto de Sevilla. Ése será el límite". "¿Qué necesidad hay?", se pregunta, recalcando que "no pongo el dedo en ningún partido, lo que digo es que no puede ser que Sevilla no tenga ya una ronda de circunvalación terminada, y con la SE-40 vamos camino de eso". En este sentido, defiende que "tenemos que ser mucho más beligerantes", porque "los sevillanos nos lo tragamos todos", poniendo en este punto como ejemplo la obra del Puente del Centenario. "También nos dijeron que iba a ser muy rápido y han ido modificando los plazos constantemente. Ojalá cumplan el último plazo dado y esté en 2024".

Sobre esta obra en concreto, Rafael Carmona señala que al nuevo Gobierno central le pedirá que "meta presión" porque la ampliación de los plazos "claro que está afectando" al Puerto hispalense, ya que el tráfico está desviado al viario portuario, por el que pasan 40.000 vehículos diarios, lo que afecta tanto al firme como a las vibraciones que soportan los dos puentes de la esclusa. "Estamos apretando y pidiendo que se contemple todo esto" en los plazos que se están manejando, apostilla.

Entre las reclamaciones al nuevo Ejecutivo central, el presidente del Puerto recoge la necesidad de que se aborde una "mejora" de las ventajas fiscales de la Zona Franca, un "marca interesante" para la APS para "atraer industrias" pero para la que se eligió una fórmula --la de fomentar la implantación de empresas ya radicadas-- que "no ha sido la mejor". "La Zona Franca tiene que ser percibida por las empresas como un atractivo potente", subraya Carmona, para el que ese atractivo pasa por "mejorar" los incentivos fiscales para que así sean percibidos por las empresas como "unos beneficios de verdad". "¿Qué sentido tiene que hablemos de Zona Franca cuando desde el punto de vista impositivo casi no tiene efecto?", se pregunta el mandatario de la APS.

Asimismo, Rafael Carmona reclama al Gobierno que se conforme tras el 23J que "reconozca" la singularidad del Puerto sevillano como "único puerto marítimo de interior" mediante "más inversiones, financiación y menos costes". Esta condición le permitirá al Puerto, sostiene el presidente, destinar sus ingresos a actuaciones con las que incrementar la competitividad de las instalaciones y reducir los gastos que ahora se destinan, por ejemplo, al mantenimiento de la esclusa y a mejoras del medio ambiente.

En este sentido, Rafael Carmona apunta que sólo en intereses y devolución de la financiación para la nueva esclusa, su mantenimiento y el del Puente de las Delicias se van ocho millones de euros anuales. "Tenemos unos gastos potentísimos, muy muy importantes", llama la atención, apuntando: "Todo el mundo nos mira para resolver el problema de las márgenes, de la erosión y la sedimentación. Y yo digo: oiga, aquí no sólo opera el Puerto; aquí tienen también responsabilidad la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir o la Administración autonómica y la local de los diferentes municipios ribereños, y parece que la carga la tiene que asumir sólo el Puerto".

De hecho, en el ámbito local, el alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, le ha reafirmado a Carmona su "compromiso" de "estudiar y acometer" una bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para que las empresas que radican en el Puerto "no tengan una discriminación con respecto a las que estén en su entorno, porque el IBI que se les cobra está muy por encima del que se cobra a las empresas cercanas de fuera del ámbito portuario". Igualmente, esta bajada del IBI repercutiría en la propia APS, que paga "millones de euros" por este concepto. "Tenemos 850 hectáreas, la mayor parte de ellas en el municipio de Sevilla. El resto, está entre Dos Hermanas y Gelves, aunque principalmente en Dos Hermanas", aclara Carmona.

EFECTOS DE LA GUERRA DE UCRANIA Y LA SEQUÍA

Sobre los efectos de la guerra en Ucrania en el tráfico portuario de Sevilla, el presidente de la APS explica que "lo sucedido es bien distinto a lo que imaginamos". En un primer momento, se cerraron los tráficos con Ucrania y "esto nos afectó en gran parte porque mucho grano venía de allí" y se tomaron medidas para que los barcos rusos no pudieran circular.

Con el paso de los meses, la situación ha ido "evolucionando y se han buscado alternativas" que "en algunos casos nos han beneficiado y en otros, no". Entre las que han beneficiado, Carmona destaca las nuevas rutas para el tráfico de aceite de girasol, que han permitido que "en cuanto a graneles líquidos, nos encontramos en una situación muy similar a antes de la guerra".

Donde sí se ha registrado una "caída importante del tráfico" es en la chatarra, pero no como consecuencia de la guerra ucraniana sino como una derivada directa de la inflación. No obstante, "la situación actual del Puerto es que estamos por encima del año pasado" por estas fechas en contenedores y en cifras "muy similares" a las de 2022 en el resto de mercancías, reseña Carmona.

Pero si hay una "incidencia terrible" en el Puerto ésta es la provocada por la sequía, que ha impactado de lleno en la producción de cereales. "Lo que se espera es que para este segundo semestre del año haya mucha importación de grano. Aquellos puertos que tengan muchos metros cuadrados de almacenamiento --como es el caso de Sevilla-- se verán beneficiados de este incremento del tráfico", subraya. El sector empresarial portuario "estará más contento, pero el sector productivo andaluz está mal", sentencia Carmona.

El Puerto pide "mejoras" en la fiscalidad de la Zona Franca y presupuesto "ya" para "un...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad