domingo 28/11/21

Maeztu cierra queja tras adoptarse las medidas que posibilitan a los docentes sordos trabajar "con normalidad"

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, ha cerrado una queja de oficio abierta a finales del pasado año interesándose por la homologación de las mascarillas transparentes para los docentes con discapacidad auditiva --herramienta "fundamental" para que las personas sordas que imparten la docencia puedan entender al resto del profesorado y al alumnado apoyándose en la lectura labial--, después de que la administración haya adoptado las medidas necesarias para que puedan desempeñar su puesto de trabajo "con normalidad".
Archivo - El Defensor del Menor, Jesús Maeztu, en comisión parlamentaria, foto de archivo

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, ha cerrado una queja de oficio abierta a finales del pasado año interesándose por la homologación de las mascarillas transparentes para los docentes con discapacidad auditiva --herramienta "fundamental" para que las personas sordas que imparten la docencia puedan entender al resto del profesorado y al alumnado apoyándose en la lectura labial--, después de que la administración haya adoptado las medidas necesarias para que puedan desempeñar su puesto de trabajo "con normalidad".

Así, en su resolución, la Defensoría indica que "recibido el informe solicitado de la Viceconsejería de Educación y Deporte, se desprende que por parte de la Administración educativa se han llevado a cabo las actuaciones y se han adoptado las medidas necesarias en aras a posibilitar con la máxima celeridad, a los docentes con discapacidad auditiva, los medios y recursos necesarios para que puedan desempeñar su puesto de trabajo con normalidad".

Además, en cuanto a los alumnos con discapacidad auditiva, la oficina señala que "podemos comprobar que se ha aumentado la dotación de intérpretes de lengua de signos en cada centro educativo con la finalidad de ofrecer a cada alumno una atención más personalizada".

En la queja que ahora concluye, y que se dirigió a la Consejería de Educación y Deporte, el Defensor del Pueblo andaluz indicaba que había conocido la situación que estaba afectando a estos docentes mediante noticias publicadas en medios de comunicación y un comunicado que les había hecho llegar una entidad social de personas con discapacidad.

Apuntaba que según dichas informaciones, la Asociación Accesibilidad para Todos había remitido un informe a la Administración educativa, en el que le trasladaba la situación que "desde hace años" vivían los docentes con discapacidad auditiva y que "se había incrementado" con las nuevas medidas implementadas en los centros educativos a raíz de la pandemia, medidas "absolutamente obligatorias para la protección de la salud de la comunidad educativa frente al virus", subrayaba entonces.

Según la queja, "se ponía de manifiesto" que el uso obligatorio de mascarillas impedía que este personal docente se pudiera apoyar en la lectura labial, herramienta "fundamental" para poder entender al resto del profesorado y al alumnado, "imposibilitando la comunicación y aislando a este personal docente, al igual que sucede con el alumnado afectado por esta discapacidad sensorial".

Por ello, destacaba que "numerosos docentes de toda Andalucía pedían recursos y medidas de adaptación del puesto de trabajo y la homologación de mascarillas transparentes para que se pudieran llevar a cabo las clases con total y plena normalidad", y añadía que de esta forma, se permitiría a este personal docente "poder leer los labios tanto de alumnos como de profesores", hecho este que "salvaría el principal obstáculo que limita su entendimiento".

Asimismo, la Defensoría exponía que estas informaciones destacaban "problemas de accesibilidad" en los centros y en la modalidad de teletrabajo, lo que conllevaba "la necesidad de facilitar formación en lengua de signos al amplio abanico de profesionales que pueden interactuar directamente con personas sordas como, por ejemplo, personal sanitario, trabajadores sociales, profesorado, o funcionariado".

Por todo ello incoaba esta actuación de oficio que ahora se cierra para exponer a la Dirección General de Profesorado y Gestión de Recursos Humanos la problemática y solicitarle un informe al respecto, informe que finalmente ha recibido de la mano de la Viceconsejería de Educación y Deporte.

Maeztu cierra queja tras adoptarse las medidas que posibilitan a los docentes sordos...