domingo 5/12/21

El Hospital de Valme duplica su capacidad diagnóstica en cáncer de tiroides

Un estudio realizado por el servicio de Endocrinología y Nutrición Clínica del Hospital Universitario de Valme ha constado la "eficiencia diagnóstico-terapéutica alcanzada" durante los últimos ocho años por este centro en la patología nodular tiroidea, un periodo en el que este centro ha duplicado su capacidad diagnóstica de detecciones de casos.

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

Un estudio realizado por el servicio de Endocrinología y Nutrición Clínica del Hospital Universitario de Valme ha constado la "eficiencia diagnóstico-terapéutica alcanzada" durante los últimos ocho años por este centro en la patología nodular tiroidea, un periodo en el que este centro ha duplicado su capacidad diagnóstica de detecciones de casos.

Este trabajo analiza la incidencia y características histológicas y pronósticas de los cánceres de tiroides diagnosticados en el Área Sanitaria Sur de Sevilla desde el 2012 hasta el 2020, cuyos resultados se han hecho públicos en un reciente congreso nacional de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.

Los autores han identificado un "incremento significativo y progresivo" en el diagnóstico de cáncer de tiroides en el periodo estudiado, de forma que, mientras que en el periodo entre 2012-2014 se diagnosticaron 81 casos, el número de cánceres de tiroideos diagnosticados ascendió a 139 entre el 2015-2017 y a 196 entre el 2018-2020, ha detallado el hospital en una nota de prensa.

El estudio concluye que el incremento "tan marcado" se justifica "en gran medida" por la ampliación de la capacidad diagnóstica del centro, debido a la puesta marcha en la última década de diversos cambios en los circuitos diagnóstico-terapéuticos en el manejo del nódulo tiroideo en Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. Así, en el año 2012 se diagnosticaron 28 casos de cáncer de tiroides para lo que fueron necesarias 405 punciones de tiroides; mientras que en el año 2020, el número de cánceres diagnosticados fue de 64 para lo cual fueron necesarias menos punciones (353).

Aunque la mayoría de los nódulos tiroideos son lesiones benignas, se estima que entre el 5 y el 10% de los casos pueden tener naturaleza maligna. Su prevalencia aumenta linealmente con la edad. Mientras que por palpación de la glándula sólo entre un 4 y un 8% de la población adulta presenta nódulos, pueden identificarse hasta en la mitad de los adultos cuando se realizan estudios ecográficos.

En el modelo organizativo instaurado en el Hospital Universitario de Valme confluyen varias líneas de actuación innovadoras, tal y como destaca el coordinador de esta dolencia en el servicio de Endocrinología, Guillermo Martínez de Pinillos: "Los primeros cambios significativos en el manejo tradicional del nódulo tiroideo en nuestro centro se llevaron a cabo paralelamente tanto en el ámbito de los estudios citológicos como en el de la ecografía al inicio de la década pasada".

Por un lado, el servicio de Anatomía Patológica implementó en 2012 a 'Clasificación de Bethesda' para informar de forma estandarizada de los resultados de las citologías tras punciones de nódulos tiroideos por aguja fina. El Valme fue pionero en su incorporación, "favoreciendo la sistematización e interpretación de los resultados de la citología tiroidea, mejorando la comunicación entre los endocrinólogos, radiólogos, cirujanos y patólogos y permitiendo protocolización de las indicaciones quirúrgicas en el centro", ha recordado el hospital.

La actuación más reciente y de mayor impacto a nivel organizativo en el servicio de Endocrinología es la creación en 2018 de una consulta monográfica de acto único para la patología nodular tiroidea. Se trata de un dispositivo de alta resolución que surge para optimizar la respuesta asistencial ante el crecimiento en las derivaciones para el estudio de la patología nodular tiroidea registrado en los últimos años en el centro.

La consulta monográfica está a cargo de especialistas en Endocrinología formados y con experiencia en ecografía tiroidea y punciones ecoguiadas, dotados de un ecógrafo con imágenes de alta resolución. Esto permite ofrecer una atención integral en acto único en la que se engloban tanto datos clínicos como analíticos y ecográficos. En los casos indicados, se realiza también la punción del nódulo tiroideo en el mismo acto a cargo del endocrinólogo permitiendo acordar una segunda cita de recogida de resultados pocos días después. Este ágil manejo de la patología ha repercutido en una gestión más eficiente de los recursos y en un alto grado de satisfacción de los pacientes, que ven reducidos no sólo el número de citas necesarias para el proceso sino también los tiempos de espera diagnósticos.

La jefa del servicio de Endocrinología y Nutrición, María Victoria Cózar, destaca que la consulta ha ido incrementando progresivamente su actividad desde su inicio, habiendo registrado en el año 2020, el máximo de derivaciones para nuevo estudio desde su creación, con 221 casos, y en la que se realizaron el 34,2% de las punciones tiroideas generadas en el Hospital Universitario de Valme. Señala a su vez los "ajustados tiempos de respuesta" para la primera cita, con una media de demora de 16 días, y cómo la reducción en el número de citas y desplazamientos al centro hospitalario han resultado especialmente beneficiosos durante la pandemia.

El Hospital de Valme duplica su capacidad diagnóstica en cáncer de tiroides