martes. 29.11.2022

El Hospital Macarena atiende a más de 2.600 pacientes al año con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

El Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla ofrece atención especializada para tratar la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una patología en la que se produce una obstrucción del flujo de aire de los pulmones y tiene, generalmente, un origen común: ser fumador de tabaco de forma continuada y prolongada en el tiempo. Su principal síntoma es la dificultad para respirar o disnea, acompañada de tos crónica e infecciones respiratorias frecuentes.

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS)

El Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla ofrece atención especializada para tratar la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una patología en la que se produce una obstrucción del flujo de aire de los pulmones y tiene, generalmente, un origen común: ser fumador de tabaco de forma continuada y prolongada en el tiempo. Su principal síntoma es la dificultad para respirar o disnea, acompañada de tos crónica e infecciones respiratorias frecuentes.

En este sentido, el servicio de Neumología del citado centro hospitalario dispone de una Unidad que asiste de forma especializada a pacientes con esta patología progresiva, "que, pese a empeorar con el tiempo, es tratable", según informa en un comunicado. Así, en esta unidad especializada de EPOC, el hospital sevillano atiende más de 2.600 pacientes al año; 400 de ellos de nuevo diagnóstico.

"El perfil habitual de paciente es un varón en torno a los 55 o 60 años, fumador o exfumador, que presenta síntomas crónicos como tos y expectoración, añadidos a la falta de aire que determina una limitación de sus actividades de la vida diaria", aducen las facultativas responsables de esta Unidad". De este modo, "con un manejo adecuado, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica puede controlarse y reducir el riesgo de otras afecciones asociadas".

Además del empleo de broncodilatadores, otras medidas complementarias como vacunaciones, ejercicio físico y evitar las agudizaciones, contribuyen a ese control. Así, "durante el invierno es especialmente aconsejable mantener medidas de protección como el uso de mascarillas", recomiendan desde la Unidad.

Si se tiene en cuenta que el principal factor de riesgo para esta enfermedad es el tabaco, la mejor forma de prevenirla es dejar de fumar. Para ello, el Hospital Macarena cuenta con una consulta especializada de deshabituación tabáquica. Esta prestación del Servicio de Neumología del centro sanitario lleva funcionando desde hace más de 16 años y atiende una media de 800 personas cada ejercicio.

Asimismo, el uso de medidas de protección frente a la inhalación de humos, tóxicos u hornos de leña en determinados ambientes "también es una recomendación fundamental". Dentro del tratamiento de la EPOC, la Rehabilitación Respiratoria ocupa un lugar destacado. En este sentido, el enclave hospitalario cuenta con un equipo multidisciplinar, formado por un neumólogo, una médica rehabilitadora y una fisioterapeuta, que lleva a cabo un programa que atiende a más de 100 pacientes anuales.

El objeto de este programa es mejorar la calidad de vida y tolerancia al ejercicio físico en pacientes con EPOC. La prevención y el tratamiento, se acompañan de una profusa labor investigadora. De tal forma que en el Servicio de Neumología del Macarena se llevan a cabo varias líneas de investigación, entre ellas un estudio de la disfunción eréctil en pacientes con EPOC y sobre impacto que la rehabilitación respiratoria puede tener en este ámbito.

El Hospital Macarena atiende a más de 2.600 pacientes al año con Enfermedad Pulmonar...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad