martes. 05.07.2022

Ginecólogos de Valme desarrollan un modelo predictivo con el que diagnosticar precozmente el prolapso uterino

Un estudio realizado por ginecólogos e investigadores españoles ha permitido diseñar y desarrollar un nuevo modelo predictivo que permite el diagnóstico precoz del prolapso uterino en el 96,7% de los casos de las mujeres que padecen este problema de salud. La investigación ha sido desarrollada por profesionales del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Valme y supone "un importante avance" para la detección de este tipo de complicaciones en la salud de las mujeres, dada las "ventajas y beneficios" que ofrece la implantación de este modelo, basado en una técnica de ecografía.

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

Un estudio realizado por ginecólogos e investigadores españoles ha permitido diseñar y desarrollar un nuevo modelo predictivo que permite el diagnóstico precoz del prolapso uterino en el 96,7% de los casos de las mujeres que padecen este problema de salud. La investigación ha sido desarrollada por profesionales del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Valme y supone "un importante avance" para la detección de este tipo de complicaciones en la salud de las mujeres, dada las "ventajas y beneficios" que ofrece la implantación de este modelo, basado en una técnica de ecografía.

En una nota de prensa, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) ha explicado que el prolapso uterino, o también llamado prolapso de órganos pélvicos, es un problema que ocurre cuando los músculos del suelo pélvico se estiran y se debilitan, por lo que dejan de proporcionar un sostén adecuado para el útero, de manera que éste se desliza hacia la vagina o sobresale de ella, ocasionando diferentes molestias y problemas para la salud de la mujer.

Se trata de una patología frecuente que puede afectar a mujeres de cualquier edad y que en casos graves puede llegar a presentar infección y ulceración del cuello uterino y las paredes vaginales, así como infecciones urinarias y otros síntomas debido a un cistocele (cuando se produce un prolapso de la pared vaginal anterior y una parte de la vejiga sobresale dentro de la vagina), o problemas de estreñimiento y hemorroides debido a un rectocele (cuando se produce un prolapso del recto).

Hasta la fecha, la ecografía de suelo pélvico había demostrado su utilidad para el prolapso de órganos pélvicos o uterino, tanto a nivel del compartimento anterior y posterior del útero, pero no había sido tenido tan en cuenta para el diagnóstico del prolapso en el compartimento central uterino, para el que las pruebas de imagen están adquiriendo cada vez más importancia.

El estudio realizado por los profesionales de Valme demuestra que la ecografía puede suponer un "pilar fundamental" en el diagnóstico del prolapso uterino, y que el modelo desarrollado puede "facilitar" su detección antes incluso de que pueda llegar a manifestarse en la salud de la paciente.

"La principal fortaleza del estudio es que es un modelo simplificado que permite evaluar de una manera sencilla, objetiva y con alta fiabilidad la probabilidad de padecer un prolapso uterino. Asimismo, con solo dos parámetros, el modelo permite valorar la relación entre la diferencia en la distancia pubis-fondo uterino en reposo y con empuje abdominal asociando la edad de la paciente, lo que permite estudiar cada caso de manera individualizada y adaptar el diagnóstico a las características de cada paciente", explica el doctor José Antonio Sainz, responsable de la Unidad de Diagnóstico Prenatal y Medicina Fetal en Valme, y uno de los autores del estudio.

Los resultados de esta investigación han sido presentados en el XXXI Congreso de la Sección de Ecografía Obstétrico-Ginecológica de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), celebrado en Sevilla y en el que participaron casi 600 ginecólogos y especialistas en técnicas ecográficas de toda España. En la investigación se analizaron 106 pacientes entre junio de 2018 y diciembre de 2022 que fueron seleccionadas para someterse a una cirugía correctora del suelo pélvico en su compartimento medio, y que se dividieron en dos grupos diferentes (66 con prolapso uterino y 40 con elongación cervical sin prolapso uterino).

En concreto, este modelo basado en el estudio de la diferencia en la distancia pubis-fondo uterino en reposo y con maniobra de Valsalva, y la edad de la paciente, puede predecir el 96,7% de las pacientes con prolapso uterino. Finalmente, se desarrolló un software informático que posibilita que este modelo sea aplicable a la atención clínica en los servicios de Ginecología.

"Dada la sencillez de este modelo, es un procedimiento de fácil utilización clínica en la consulta de Ginecología que no precisa equipos ecográficos tridimensionales y que facilita mucho el trabajo de los profesionales sanitarios para el diagnóstico de esta patología", señalan los Dres. José Antonio Sainz y José Antonio García Mejido, también del Hospital de Valme. "Al aplicar este modelo predictivo mediante un software, cualquier especialista en disfunciones de suelo pélvico puede predecir fácilmente la probabilidad de que una paciente padezca un prolapso uterino optimizando el tipo de cirugía en cada caso", añade.

"Además, éste es el primer trabajo en España que aplica un software para el diagnóstico de la probabilidad del prolapso uterino utilizando la ecografía transperineal, lo que servirá para que los hospitales del país puedan ir incorporándola como una técnica segura y eficaz para determinar los posibles casos de prolapso uterino antes de que se produzcan en la paciente", concluye.

Ginecólogos de Valme desarrollan un modelo predictivo con el que diagnosticar...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad