miércoles. 21.02.2024

SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

El equipo científico de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) dirigido por el catedrático José Antonio Sánchez Alcázar ha publicado recientemente un estudio en la revista internacional Antioxidants en el que demuestra que el ácido linoleico y la L-carnitina "corrige significativamente el fenotipo mutante en modelos celulares de miopatías nemalínicas, enfermedades musculares poco frecuentes".

La suplementación con ácido linoleico y la L-carnitina fue capaz de polimerizar los filamentos de actina y mejorar las alteraciones patológicas en las células mutantes, explica la UPO en una nota de prensa. La miopatía nemalínica, el subtipo más frecuente de las miopatías congénitas, presenta cuatro tipos clínicos y genéticos distintos según el tiempo transcurrido desde el inicio de la sintomatología y el tipo de herencia.

En este sentido, se han identificado unos 15 genes, entre los que se encuentran TPM3 en 1q21, NEB en 2q21-22, ACTA1, TPM2 y TNNT1. Es una dolencia que está dentro de las llamadas enfermedades raras, ya que afecta a uno de cada 50.000 habitantes. Se caracteriza por debilidad muscular de predominio en la musculatura facial, músculos axiales (de abdomen, tórax, dorso, lumbares, cuello y cabeza) y de las extremidades, así como por la presencia de unas estructuras en el músculo esquelético llamadas cuerpos nemalínicos.

En su conjunto, todas estas manifestaciones acaban generando dificultades respiratorias, deglutorias (disfagia) y del habla, así como problemas motores con limitaciones posturales, de desplazamiento y coordinación de movimientos En la actualidad no tiene cura ni tratamiento o fármaco que minimice susconsecuencias y en España hay alrededor de 25 familias en las que hay un miembro afectado.

MEDICINA DE PRECISIÓN PERSONALIZADA

En esta investigación, enmarcada dentro del Proyecto Myocure de medicinapersonalizada en las miopatías nemalínicas, el equipo de investigación ha establecido un modelo celular para entender los mecanismos fisiopatológicos de la enfermedad y, para ello, utiliza los fibroblastos derivados de la piel de los pacientes con diagnóstico molecular y clínico de miopatía nemalínica.

Este modelo celular ha permitido la identificación de potencialesterapias mediante el desarrollo de una metodología de cribado farmacológico."En una segunda fase, confirmaremos los hallazgos en células muscularesesqueléticas generadas por reprogramación directa de los fibroblastos de lospacientes", explica el profesor Sánchez Alcázar, quien añade que "de esta manera, estudiaremos los efectos de los diferentes fármacos y dosis sobre las células musculares de los propios pacientes, para así poder observar los resultados de forma individualizada".

Un trabajo "minucioso" que este equipo de investigación está aplicando en cinco pacientes con mutaciones en el gen ACTA1 (alpha-actina), siete pacientes con mutaciones en el gen NEB (nebulina), y un paciente con diagnóstico molecular incierto pero con clínica e histología compatible con la enfermedad. Estos pacientes tienen un rango de edad de entre 2 a 43 años.

El proyecto ayudará a comprender cómo se producen las alteraciones delcitoesqueleto que provocan la enfermedad y buscar nuevas opciones terapéuticas. "Al igual que una casa tiene unas vigas para sostenerse, las células cuentan con la actina, uno de los componentes fundamentales del citoesqueleto. En las personas que sufren de miopatía nemalínica los filamentos de actina no se forman correctamente, y éstos son fundamental para que los músculos se contraigan", explica el investigador Sánchez Alcázar.

Así, se ha desarrollado un modelo para comprobar la eficacia de losmedicamentos que corrigen las alteraciones del citoesqueleto y sus efectosbeneficiosos a nivel celular.

Un estudio de la UPO descubre la aplicación terapéutica de la L-carnitina en modelos de...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad