martes 7/12/21

Ya fue arrestado en junio en Irún (Guipúzcoa)

SEVILLA, 9 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha detenido y puesto a disposición judicial a un cabecilla de la mafia georgiana de 39 años por su presunta participación en cinco robos en interior de domicilios cometidos en Sevilla, pero que también actuaba en otras partes del país, hechos por los que se ha decretado su ingreso en prisión preventiva.

Según detalla en una nota de prensa el Cuerpo Nacional de Policía, en el operativo se han recuperado gran cantidad de joyas, relojes, dinero en efectivo, así como instrumentos utilizados para violentar las cerraduras.

Esta es la segunda detención en tan solo dos meses, ya que en junio fue arrestado en Irún (Guipúzcoa) cuando intentaba huir del país con numerosas joyas robadas en varios domicilios en Sevilla.

Esta investigación policial ha estado liderada por el Grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla, quienes en el mes de mayo tuvieron conocimiento de una serie de robos con fuerza en interior de viviendas. Una vez identificado el presunto autor, se averiguó que intentó huir a bordo de un vehículo en compañía de dos personas más de origen georgiano y que en el vehículo escondió numerosas joyas robadas, así como los instrumentos utilizados para violentar las cerraduras.

Sin embargo, fue parado en Irún, en la frontera con Francia, gracias a la colaboración de la Brigada de Respuesta contra la Inmigración Clandestina. Tras un registro en profundidad del vehículo, hallaron escondidos los citados efectos usados para robar, así como joyas. Con la colaboración del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría Local de Irún, se consiguieron identificar numerosas joyas de dos robos en domicilios cometidos en Sevilla, por lo que fueron detenidos y puestos a disposición Judicial.

Los agentes han seguido trabajando hasta esclarecer otros cinco robos en interior de viviendas que fueron denunciados en mayo y que presentaban métodos variados, pero en todos los casos coincidía el ganzuado de la cerradura con el fin de violentarla, así como la utilización de toallitas o trozos de lana dentro de la cerradura para facilitar el ganzuado, llevando la línea de investigación hasta la identidad del presunto autor, resultando ser el detenido en Irún meses atrás y principal cabecilla de la mafia georgiana.

Tras numerosas gestiones de localización, los agentes consiguieron detenerle y han podido constatar que se trataba del principal cabecilla de la mafia georgiana, asentado en Sevilla, pero con movilidad por todo el territorio nacional, con el fin de cometer robos en domicilios y que también se encargaba de dar acogida a diferentes miembros de la mafia georgiana que venían a cometer los ilícitos penales.

Una vez pasó el detenido a disposición de la autoridad judicial, se decretó su inmediato ingreso en prisión provisional.

Detenido un cabecilla de la mafia georgiana dedicado al robo en viviendas por toda España