domingo. 05.02.2023

Consumo insiste en la correcta aplicación de la normativa publicitaria de los bienes o servicios de las empresas

Consumo Responde considera importante que las empresas que se dirijan a consumidores a través de estrategias publicitarias conozcan las pautas sobre lo que es lícito hacer y lo que no, teniendo en cuenta que las empresas necesitan, cada vez más, acudir a la publicidad y a las redes sociales para diferenciarse, darse a conocer y conseguir una ventaja competitiva.

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

Consumo Responde considera importante que las empresas que se dirijan a consumidores a través de estrategias publicitarias conozcan las pautas sobre lo que es lícito hacer y lo que no, teniendo en cuenta que las empresas necesitan, cada vez más, acudir a la publicidad y a las redes sociales para diferenciarse, darse a conocer y conseguir una ventaja competitiva.

En un comunicado, Consumo Responde ha señalado que todos los aspectos a tener en cuenta pueden consultarse en su web. La Ley 3/1991, de 10 de enero de competencia desleal, junto con la Ley General dePublicidad, recogen todas aquellas prácticas publicitarias que se consideran ilegales o indebidas; como las que vulneran los valores y derechos reconocidos en la Constitución Española, las dirigidas a menores que les inciten a la compra aprovechando su inexperiencia o credulidad, las prácticas publicitarias subliminales, engañosas o aquellas que infrinjan lo dispuesto en la normativa que regula la publicidad en determinados productos, bienes, actividades o servicios.

Por otro lado, además de cuidar la información que se publicita para incitar a la compra de ciertos bienes o servicios, es importante atender las practicas comerciales que llevan a cabo las entidades para que dicha venta se produzca.

Las practicas comerciales pueden considerarse agresivas por coacción, por acoso o cuando están relacionadas con personas menores de edad. Las empresas deben saber que no pueden intimidar a los usuarios en el establecimiento ni pueden presionar a los consumidores con visitas a su domicilio o con reiteradas propuestas por teléfono, fax, corre electrónico u otro medio de comunicación a distancia.

Otra ley a tener en cuenta es aquella que regula las relaciones que se dan entre las empresas y los usuarios. En la ley mencionada, se recogen todos aquellos actos de engaño (ofrecer cualquier información publicitaria que contenga datos falsos o veraces pero que pueda inducir a error a las personas destinatarias), actos de confusión (que puedan crear confusión sobre el producto o servicio que se ofrece), omisionesengañosas (ocultar información importante a los usuarios), prácticasagresivas (mediante acoso, coalición o influencia indebida) o actos de denigración (menospreciando a otra entidad), entre otras.

Las sanciones que puede sufrir una entidad que lleva a cabo algunas de las acciones no permitidas mencionadas anteriormente están recogidas en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de Noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

La realización de una determinada práctica comercial engañosa, agresiva o desleal por parte de una empresa podrá ser puesta en conocimiento de la Administración de Consumo a través de la oportuna denuncia. Igualmente, se pueden interponer, entre otras acciones, la decesación de una determinada práctica ilícita, ya sea engañosa, agresiva o desleal (cesación dirigida a obtener una sentencia del Juzgado que condene a la empresa en cuestión a que cese en la conducta y a que se prohíba la realización de la misma cuando esta haya finalizado si existieran indicios de que se pudiera reiterar) o la de rectificación de las informaciones engañosas, incorrectas o falsas.

Se puede ampliar la información sobre cómo se procede en los casos en que se detecten prácticas comerciales desleales, en la web de Consumo Responde.

CONSUMO RESPONDE

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a consumidores y usuarios, impulsado por la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página www.consumoresponde.es , del correo [email protected]; y de los perfiles de Twitter ( @consumoresponde ), Facebook ( www.facebook.com/consumoresponde ) e Instagram ( @consumoresponde ).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Consumo presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de consumidores y usuarios.

Consumo insiste en la correcta aplicación de la normativa publicitaria de los bienes o...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad