jueves. 07.07.2022

Condenado a cárcel y a indemnizar con 218.557 euros a un agente al que lesionó gravemente

El Juzgado de lo Penal número seis de Sevilla ha condenado a un varón a 17 meses de cárcel por delitos de conducción etílica, conducción temeraria, resistencia y lesiones después de que circulase en coche bajo los efectos del alcohol y sin puntos ya en su permiso de conducción, escapando de un control de la Guardia Civil, resistiéndose a su detención y lesionando a un agente, al que además tendrá que indemnizar con 218.557 euros tras provocarle una luxación de hombro, que le ha deparado graves consecuencias.

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número seis de Sevilla ha condenado a un varón a 17 meses de cárcel por delitos de conducción etílica, conducción temeraria, resistencia y lesiones después de que circulase en coche bajo los efectos del alcohol y sin puntos ya en su permiso de conducción, escapando de un control de la Guardia Civil, resistiéndose a su detención y lesionando a un agente, al que además tendrá que indemnizar con 218.557 euros tras provocarle una luxación de hombro, que le ha deparado graves consecuencias.

En una sentencia emitida el pasado 12 de mayo y recogida por Europa Press, el Juzgado de lo Penal número seis declara probado, por conformidad del propio inculpado, que desde 2013, sobre el acusado, identificado como Toufik A., pesaba la "pérdida total" de los puntos de su permiso de conducir, tras lo cual el 7 de diciembre de 2014, circulaba a bordo de un turismo modelo Mercedes por el trazado de la antigua carretera N-IV bajo los efectos del alcohol, lo que le "incapacitaba física y psíquicamente" para la conducción, mermando sus reflejos y su capacidad de reacción.

HUIDA DEL CONTROL

Tras ser requerido por agentes de la Guardia Civil para que se sometiese a la preceptiva prueba de alcoholemia, según se declara probado, el encartado "aceleró bruscamente" su vehículo y huyó, obligando a los agentes a apartarse para evitar ser arrollados. Después, según el relato de hechos probados, el inculpado circuló "a gran velocidad" y superó un semáforo en fase roja, quedando finalmente su coche "atascado" en un camino sin asfaltar debido a la acumulación de barro.

Cuando los agentes procedían a su arresto, según el relato de hechos probados y admitidos por el inculpado, el mismo intentó "impedir" su detención, agarrando del brazo a uno de los efectivos hasta provocarle una luxación en el hombro derecho. Tras ser finalmente arrestado, el inculpado arrojó una tasa de 0,74 miligramos por aire espirado en la prueba de alcoholemia.

PENAS Y CUANTIOSA INDEMNIZACIÓN

Dado el caso, el Juzgado de lo Penal número seis le impone una multa de 540 euros por un delito de conducción etílica, seis meses de cárcel por un delito de conducción temeraria, cinco meses más de cárcel por un delito de resistencia y seis meses más de privación de libertad por un delito de lesiones. Además, se le impone la obligación de indemnizar con 218.557 euros al guardia civil al que agredió, representado por José Luis Ganfornina Falcón, de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

Y es que fruto de dicha luxación, según la AUGC, el agente sufre una "abolición total de la movilidad del hombro derecho". "Esto ha ocasionado al agente un calvario de dolores e intentos de recuperación en vano; declarándose la inutilidad del mismo brazo junto a la total incapacidad laboral. El Guardia Civil ha tenido que pasar a jubilación forzosa", señala la AUGC.

Condenado a cárcel y a indemnizar con 218.557 euros a un agente al que lesionó gravemente
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad