martes 24/5/22

Condenado un banco a devolver 36.160 euros a un particular por anticipos en la compra de una casa

La Audiencia de Sevilla ha confirmado una sentencia previa, que condena a una entidad financiera a abonar 36.160 euros a un particular por "los pagos anticipados" del mismo en cuentas bancarias de tal entidad abiertas por una promotora de viviendas a la que esta persona había comprado uno de tales inmuebles, considerando a la entidad bancaria como "responsable por no haber exigido a la promotora vendedora que garantizase dichas sumas" entregadas a cuenta.

SEVILLA, 11 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Sevilla ha confirmado una sentencia previa, que condena a una entidad financiera a abonar 36.160 euros a un particular por "los pagos anticipados" del mismo en cuentas bancarias de tal entidad abiertas por una promotora de viviendas a la que esta persona había comprado uno de tales inmuebles, considerando a la entidad bancaria como "responsable por no haber exigido a la promotora vendedora que garantizase dichas sumas" entregadas a cuenta.

En una sentencia emitida el pasado 30 de diciembre de 2021 y recogida por Europa Press, la Sección Sexta de la Audiencia de Sevilla aborda un recurso de apelación contra una sentencia previa del Juzgado número uno de Coria del Río, que merced a un litigio promovido por un varón en reclamación de devolución de las cantidades entregadas a cuenta a una promotora de viviendas para la adquisición de una de ellas, condenó a la entidad Abanca, como entidad depositaria de dichas cantidades, a "abonar a la parte actora 36.160 euros, cantidad que corresponde a los pagos anticipados ingresados en cuentas bancarias que la promotora tenía abiertas en su entidad, más los intereses legales devengados a contar desde el momento en el que se realizaron las entregas de las cantidades".

La sentencia inicial del Juzgado número uno de Coria, así, estimó plenamente la demanda del comprador, condenando a la entidad bancaria como "responsable por no haber exigido a la promotora vendedora que garantizase dichas sumas" entregadas a cuenta para la adquisición de la vivienda.

A LA AUDIENCIA

Tras recurrir Abanca esta sentencia inicial condenatoria ante la Audiencia de Sevilla, la Sección Sexta de dicha instancia ha resuelto desestimar por completo su recurso de apelación.

Aunque la entidad financiera consideraba que no era de aplicación la Ley 57/1968 sobre percibo de cantidades anticipadas en la construcción y venta de viviendas, alegando que "el presupuesto de aplicación de dicha norma es que el adquirente sea consumidor, y su adquisición no tenga una finalidad inversora", la Audiencia avisa de que "ninguna prueba o indicio apunta a una finalidad inversora, y no lo es el que en el contrato se autorice al comprador a ceder sus derechos a un tercero, porque tal autorización en todo caso no significa que necesariamente se vaya a ejecutar, y así no consta que se haya hecho".

Además, ante la alegada "existencia de un seguro en su día suscrito por la promotora", la Sección Sexta de la Audiencia expone que "también existe documental contradictoria que viene a mostrar que dicha aseguradora no estaba autorizada para actuar en España".

EL BANCO FINANCIABA LA PROMOCIÓN

"En la misma línea de error de valoración de prueba denuncia que la demandada no pudo conocer que las cantidades entregadas a cuenta tuvieran relación con la promoción inmobiliaria. Pero el motivo no entra a rebatir ni negar que las cantidades entregadas lo fueran contra recibos en los que se hacía constar el concepto de vivienda, siendo irrelevante el medio o mecanismo utilizado para efectuar los ingresos si en ellos consta la finalidad, y todo ello sin olvidar que la propia entidad fue la financiadora de la promoción, por lo que cabe concluir que, como lo hizo la sentencia, la demandada conoció o pudo conocer la existencia y finalidad del ingreso", concluye la Audiencia.

A tal efecto, la Sección Sexta de la Audiencia de Sevilla desestima plenamente el recurso de apelación de la entidad financiera, confirmando la sentencia inicial condenatoria e imponiendo además las costas al banco recurrente.

Condenado un banco a devolver 36.160 euros a un particular por anticipos en la compra...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad