lunes 18/10/21

La CHG presenta la hoja de ruta para la anticipación ante una próxima situación de sequía extraordinaria

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha celebrado una reunión de coordinación con la amplia mayoría de los operadores y sistemas de abastecimiento para informarles de "la delicada" situación hidrológica que atraviesa la cuenca y abordar actuaciones conjuntas para la anticipación y adaptación ante un próximo escenario de sequía extraordinaria.

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha celebrado una reunión de coordinación con la amplia mayoría de los operadores y sistemas de abastecimiento para informarles de "la delicada" situación hidrológica que atraviesa la cuenca y abordar actuaciones conjuntas para la anticipación y adaptación ante un próximo escenario de sequía extraordinaria.

En este sentido, el presidente de CHG, Joaquín Páez, ha resaltado en un comunicado "la necesaria colaboración con el sector para garantizar a todas vistas el abastecimiento humano".

Para ello, ha detallado que "se hace indispensable anticiparse a este más que previsible contexto de escasez con acciones conjuntas y la máxima transparencia en la información que se traslade a la población".

En la actualidad, la reserva hídrica del Guadalquivir se encuentra al 27,1% de su capacidad, el peor dato registrado desde 1995. El último informe de sequía, elaborado para el mes de septiembre, situaba a la cuenca en una situación global de 'Alerta' en cuanto al índice 'Escasez'.

A la espera de los datos oficiales de octubre, se espera que el Sistema de Regulación General y, por ende, la cuenca, entre por primera vez en 'Emergencia'.

Dos meses consecutivos en esta situación permitirían, según recoge el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía del Guadalquivir (PES), que la presidencia de la CHG pudiera declarar la situación de sequía extraordinaria.

En este escenario, Páez ha precisado "lleva trabajando meses el Organismo de cuenca que el pasado 9 de septiembre constituía la Oficina Técnica de la Sequía de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir", un órgano contemplado en el PES para el seguimiento y la toma de decisiones de estos episodios, compuesto por el presidente de la Confederación, y los representantes de cada una de las unidades administrativas dependientes: comisario de Aguas, secretaria general, jefe de la Oficina de Planificación Hidrológica y directora técnica, que ostenta la secretaría de la citada oficina.

El pasado 23 de septiembre se celebró la primera reunión en la que, tras el análisis de la situación, se abordó una previsible situación excepcional por sequía extraordinaria que, en caso de declararse, conduciría a valorar la necesidad y oportunidad de solicitar al Gobierno la adopción de las medidas extraordinarias que "sean precisas" en relación con la utilización del dominio público hidráulico, conforme a lo previsto en el artículo 58 del Texto refundido de la Ley de aguas (TRLA).

En este caso, la Comisión de Desembalse o Junta de Gobierno, a propuesta de la Oficina Técnica de la sequía, podrá elevar a Presidencia la necesidad constituir una Comisión Permanente de la Sequía, que pasa a asumir el control del cumplimiento de las disposiciones del PES, con el apoyo de la Oficina Técnica de la Sequía.

Aunque el suministro de agua para la población está asegurado en la cuenca durante los próximos dos años --salvo casos puntuales de características especiales--, la confederación ha subrayado la necesidad de adelantarse y actuar con anticipación instando a la comprobación de los pozos de emergencia, al chequeo de las conducciones y del resto de infraestructuras hidráulicas, así como a la revisión de los planes de sequía.

La hoja de ruta del Organismo pasa "ineludiblemente por la proactividad de los operadores públicos y privados del abastecimiento de la cuenca del Guadalquivir".

En este sentido, se ha apremiado a que las administraciones públicas responsables de estos sistemas que atiendan, singular o mancomunadamente, a una población igual o superior a 20.000 habitantes elaboren su Plan de Emergencia ante situaciones de sequía, obligatoriedad que recoge el artículo 27.3 de la Ley 10/2001, del Plan Hidrológico Nacional.

Para su implantación, estos documentos deben contar con el informe de la administración hidráulica correspondiente, o del Organismo de cuenca en este caso, que analice el cumplimiento del contenido básico del Plan y valore su coherencia con el Plan Hidrológico de cuenca y con el Plan Especial de Sequía de la demarcación.

Según la CHG, en esta coyuntura de máxima colaboración y coordinación entre administraciones se ha desarrollado esta primera sesión de trabajo, que ha finalizado con la voluntad de celebrar una nueva reunión de seguimiento de la situación y la ejecución de acciones en común.

La CHG presenta la hoja de ruta para la anticipación ante una próxima situación de...