domingo 23/1/22

La capital cierra 2021 con un 17% más de vivienda visada que en 2019 y recupera niveles de hace una década

Sevilla capital recupera los niveles de construcción de vivienda de 2010 y cierra 2021 con un 17% más de visados que en 2019, año anterior a la pandemia, con 2.323 viviendas certificadas (35% del total de la provincia sevillana) frente a las 1.985 de hace dos ejercicios.

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

Sevilla capital recupera los niveles de construcción de vivienda de 2010 y cierra 2021 con un 17% más de visados que en 2019, año anterior a la pandemia, con 2.323 viviendas certificadas (35% del total de la provincia sevillana) frente a las 1.985 de hace dos ejercicios.

Así lo ponen de manifiesto los datos facilitados por el Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla (COAS) a Europa Press, unas cifras que la decana del Colegio, Cristina Murillo, valora porque evidencian las "fortalezas" de un sector golpeado por la crisis de 2008 de la que "ha costado tanto levantarlo".

En 2021, fueron 6.607 las viviendas visadas (nuevas y para rehabilitación, éstas en una proporción muy inferior a las primeras) en la provincia de Sevilla frente a las 5.423 de 2019, lo que equivale a un incremento de cerca del 22%.

Además del buen comportamiento de la capital, Murillo pone el acento en la localidad de Dos Hermanas (Sevilla), la única que ha mantenido el "pulso" de construcción en la última década. En 2021, fueron 1.030 las viviendas visadas en el municipio nazareno (16% del total de la provincia) en comparación con las 929 de 2019.

En el resto del área metropolitana, han sido 1.503 las viviendas visadas en 2021 (23% del total) frente a las 1.479 de hace dos años. En el resto de la provincia, el Colegio Oficial de Arquitectos visó el año pasado 1.751 viviendas.

La decana del COAS resalta que el covid ha tenido un efecto negativo "coyuntural" en el sector de la construcción, donde, después del envite de la crisis de 2008, las "fortalezas" del propio sector y la "gran demanda" de primera residencia en Sevilla capital han servido para capear las incertidumbres generadas en torno a la pandemia.

Cristina Murillo sí alerta del efecto del incremento de precios en los suministros y la falta de mano de obra cualificada. En relación a los costes, el COAS colabora con la patronal de la construcción y la Consejería de Fomento en una actualización y "adaptación" del Banco de costes de Andalucía para evitar que las constructoras se vean abocadas a parar las obras (públicas y privadas) al no poder asumir los incrementos, en algunos casos del doble -caso del hierro--.

La capital cierra 2021 con un 17% más de vivienda visada que en 2019 y recupera niveles...