martes. 04.10.2022
VÍCAR.- El pasado lunes se puso en marcha el plazo dado por el Ayuntamiento de Vícar para presentar  instancias y documentación de cara a la renovación anual de las plazas del mercadillo dominical para el ejercicio 2021, así como para la adjudicación de nuevas licencias, en el caso de las vacantes producidas. Un proceso que estará abierto hasta el próximo 9 de diciembre y que debido a la situación generada por la pandemia del COVID-19, solo puede realizarse de forma telemática. Una treintena de solicitudes se han contabilizado en estos primeros días de apertura de plazo en la Oficina Virtual de la página web del Ayuntamiento de Vícar (www.vicar.es), según ha señalado el alcalde vicario Antonio Bonilla quien ha añadido que "las  licencias se concederán atendiendo al número de renovaciones y de nuevas solicitudes, así como a cuestiones relacionadas con la seguridad necesaria en estos tiempos de pandemia". 

En el caso de las renovaciones, junto a la instancia y la declaración responsable, el interesado deberá  adjuntar el seguro obligatorio de Responsabilidad Civil. Por lo que se refiere a nueva adjudicaciones, la instancia y la declaración responsable que acredite que se cumplen los requisiitos establecidos en la Ordenanza Municiapal de COmercio Ambulante, en su artículo 8, apartado 4, se podrá adjuntar el capital destinado a inversiones  directamente relacionadas con la actividad y grado de amortización, la disponibilidad de instalaciones desmontables adecuadas, experiencia profesional o acreditar estar adherido a un sistema de resolución de conflictos en materia de consumo, entre otra documentación relacionada con la venta ambulante que pueda acreditar.

El mercadillo ambulante que cada domingo se instala en la Puebla de Vícar ocupa una superficie de alrededor de 1,600 metros cuadrados  y contará para el próximo año con unos 220 puestos de venta de todo tipo de productos.  El alcalde se ha referido también a la reciente remodelación llevada a cabo en el espacio reservado para el mercadillo en el Polígono Agruenco para mejorar las infraestructuras existentes y dotarlas de más espacio, a fin de adaptándola a la normativa sobre el uso de estos espacios que requiere la situación de pandemia de COVID-19". "Durante la crisis sanitaria el mercadillo dispone de un estricto protocolo con medidas de seguridad e higiene para evitar posibles rebrotes y minimizar las posibilidades de contagio entre vendedores y clientes", ha recordado Antonio Bonilla, quien ha anunciado que estas medias se van a mantener durante el nuevo estado de alarma,  "y se irán cumplimentando con aquellas que determinen las autoridades sanitarias conforme al desarrollo de la pandemia".

Presentadas una treintena de solicitudes para el mercadillo de Vícar
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad