miércoles 20/10/21

Rafa Montes: “Desescalar sin riesgos es contar con la complicidad de la gente”

Fiñana, uno de los municipios sin restricciones horarias en las salidas de domicilios redobla los esfuerzos de control y limpieza de zonas públicas
Fiñana
Cada mañana los niños de Fiñana informan a la población de la evolución del confinamiento y comparten sus experiencias diarias con el alcalde, Rafa Montes

 

FIÑANA.- Fiñana, uno de los pueblos de la provincia de Almería en los que no existe limitación horaria para las primeras fases del desconfinamiento de la población, redobla esfuerzos y ha puesto en marcha un plan especial de limpieza de calles y espacios públicos, ahora que la población empieza a salir de sus casas. Parques infantiles y otros elementos de uso común aún continuarán precintados durante algún tiempo.

Rafa Montes, alcalde de la localidad confía en que el proceso se lleve a cabo sin asumir demasiados riesgos por parte de los vecinos. “Hasta ahora hemos conseguido mantenernos sin ningún caso de coronavirus en el término municipal y ha sido, exclusivamente, porque hemos hecho bien el confinamiento. Los vecinos han cumplido de manera excepcional, y ahora desescalar sin riesgos es contar con la complicidad de la gente. Todos saben que no depende de nadie más que de nosotros mismos, y al ser una comunidad pequeña quizás la corresponsabilidad para con los demás sea más intensa. Creo que ésta va a ser una ventaja de ser un pueblo en vez de una ciudad, pero aún así debemos mantener todas las precauciones y respetar al máximo las medidas de seguridad, porque el peligro de contagio es una realidad”, afirma.

Las medidas para asegurar los espacios públicos han sido activadas por las personas que se han incorporado a las diferentes labores contempladas en los planes de empleo provinciales, con lo que el Ayuntamiento de Fiñana recibe un importante refuerzo de doce personas para estos trabajos.

Hasta ahora esas funciones estaban siendo cubiertas por el escaso personal del consistorio, reconvertido durante la pandemia en una especie de “brigada multifuncional” en la que, añade el alcalde, “lo mismo hemos tapado papeleras que hemos llevado compras o medicamentos a personas de riesgo que no podían salir de casa. La labor de los voluntarios y la forma en la que se ha implicado la gente nos ha permitido capear no sólo el temporal, sino redescubrir parte de nuestra esencia, de los verdaderos valores del mundo rural, donde la solidaridad no es un hecho excepcional, sino un modelo de subsistencia”, asegura el primer edil.

Desde el inicio de la pandemia, alcalde y concejales han informado a la población bien desde los perfiles institucionales en redes sociales bien a través del puerta a puerta realizado en algunos casos. También ahora, en la desescalada, se está llevando a cabo una labor pedagógica para instruir a los vecinos sobre cómo actuar. “Tenemos que aprender a convivir con esta nueva situación, y no tener miedo es muy distinto a perderle el respeto al riesgo de rebrote, por lo que quizás las ciudades deberían aprender un poco de los pueblos en este sentido, porque al fin y al cabo ahí están los focos que luego se extienden por todo el territorio”, comenta Rafa Montes.

El alcalde ha adelantado que se mantendrán todos los servicios especiales hasta la total desaparición de cualquier riesgo y que continuarán con la actividad en red que incluye acciones grupales de todo tipo, culturales, ocio o de información pública como los videos en los que los niños del pueblo cuentan su experiencia durante el confinamiento, y que ayudan a sobrellevar el episodio de la pandemia. “Estar encerrado viendo desde la ventana de tu casa la sierra, los senderos y la naturaleza en plena primavera, es mucho más duro que si te asomas al balcón y ves el edificio de enfrente, puedo asegurarlo, pero algo malo tenía que tener vivir en un pueblo, digo yo”.

El equipo de gobierno de Fiñana trabaja también en la cuantificación de los gastos ocasionados por la atención durante los episodios más duros de la pandemia, inversión que espera que Diputación, Junta de Andalucía y Gobierno de España sufraguen para poder seguir garantizando los servicios públicos. “Nosotros no buscamos recompensas o limosnas, sino justicia económica, porque si hemos hecho bien nuestro trabajo, y así se ha demostrado, es obligación de todas las administraciones ayudarnos a mantener este modelo de atención”, afirma el alcalde

Rafa Montes: “Desescalar sin riesgos es contar con la complicidad de la gente”
Comentarios