lunes 8/3/21

Piden explicaciones al alcalde de El Ejido por la situación de la Policía Local, con un 10% de positivos

Imagen de la actuación de la Policía Local de El Ejido
Agentes de la Policía Local de El Ejido en una actuación

EL EJIDO.- La  Unión de Policía Local  de El Ejido ha pedido explicaciones al máximo responsable del Ayuntamiento, el alcalde Francisco Góngora, al conocer "el mayor brote de COVID-19 en la plantilla" ya que un 10% de la misma ha dado positivo, "otro importante porcentaje de efectivos" se encuentra aislado en cuarentena y aún está por saber cuantos familiares de este entorno han sido contagiados.

Nota de prensa

Desde Unión de Policía Local (UPLE) hemos pedido al Ayuntamiento de El Ejido explicaciones acerca de qué o quién ha fallado para provocar el que ha sido hasta la fecha el mayor brote de COVID-19 en la plantilla, y que ha afectado a más de un 10% de positivos confirmados, otro importante porcentaje de efectivos aislados en cuarentena y un número aún indeterminado de familiares contagiados.

Desde UPLE llevamos meses advirtiendo al Alcalde de El Ejido de que defender la postura unilateral de su responsable de Recursos Humanos de reducir en un 20% el salario de los trabajadores que causen baja laboral, basado en su dudosa interpretación personal y sin ningún tipo de procedimiento conocido, cuanto menos lo puede convertir en cómplice por omisión de una arbitrariedad.

Este "misterioso procedimiento" afecta también a los policías que causen baja por COVID-19, lo que hace que aquellos que tengan que aislarse porque hayan contraído el virus, aparte de sufrir la enfermedad y del riesgo para la salud de los que le rodean, tengan que sufrir también las consecuencias de ese hachazo en su sueldo.

Torquemada tenía más empatía.

No hay más ciego que el que no quiere ver, y el Alcalde Paco Góngora ha cerrado los ojos para no ver que mientras otros trabajadores se apartan del peligro teletrabajando, incluida la funcionaria responsable de Recursos Humanos, quitándose de la quema cuando le viene bien, los policías locales se mantienen en primera línea, interactuando con cada vez un mayor número de personas contagiadas en la calle, cumpliendo con su deber, exponiendo al contagio a sus familias y, como premio, si se contagian, les recorta el sueldo.

¡Gracias Paco! Está claro que no quieres arreglar este asunto.

Pero este ayuntamiento, en su línea de no dar repuesta a ninguna de las peticiones que se le han hecho desde UPLE a lo largo de los últimos tres años, y en lo referente a este tema, en los últimos doce meses, no ha hecho ni caso, a pesar de que nos consta que hay voces de este Gobierno municipal PP-VOX que tienen una visión muy distinta sobre este asunto...pero temen cuestionar la autoridad del Alcalde y enfrentarse al discurso de la jefa de RRHH, por lo que al final: "ver, oír y callar".

Parece que no son conscientes que detrás de cada trabajador hay una familia o, en caso de que sí lo sean, lo que les ocurre es que les da absolutamente igual; y es que una cosa es sufrir en el ámbito laboral la desidia y el desprecio de quienes son nuestros jefes a nivel jerárquico y a nivel político, que es algo que asumimos y a lo que desgraciadamente nos tienen acostumbrados, y otra muy diferente, mucho más grave, y que no estamos dispuestos a tolerar, es que como consecuencia de esa actitud irresponsable y soberbia, se tengan que ver afectadas en su salud nuestras familias y nuestras personas más queridas.

Así, y fruto de ello, a lo largo de la última semana de diciembre del año pasado y la primera de este año, se han confirmado un preocupante número de positivos por COVID-19 en la plantilla policial y ha sido necesario aislar a otro importante número de efectivos.

No sabemos si habrá fallado la Mutua MAZ de Prevención de riesgos laborales, no sabemos si habrá sido la Jefatura de la Policía Local, pero alguien no ha hecho bien su trabajo durante esos días y como consecuencia de ello, hijos y parejas y otros familiares de policías locales han dado positivo en COVID-19.

Lo que sí sabemos es que parece que existió una primera comunicación acerca de un contacto estrecho a los responsable de nuestra Jefatura, y que por parte de quién tuviera la responsabilidad oportuna, parece que no se adoptaron las medidas de contención adecuadas para evitar lo que al final ha ocurrido: un contagio masivo. Un contagio del cual el ayuntamiento no ha informado, claro.

Pero si la contención de estos contagios no ha existido, ya de medios materiales de prevención para evitar esos contagios, casi mejor ni hablar: pues, entre otras cuestiones, la provisión de mascarillas que se ha hecho a los policías y oficiales durante el servicio ha sido absolutamente vergonzosa. Unas primeras mascarillas sin homologación, después una sola mascarilla quirúrgica por cada día de servicio y desde que nos se facilitaron unas mascarillas de una tela "muy bonita" hace dos meses, no se han vuelto a proveer mascarillas homologadas. No sabemos si la Mutua o el ayuntamiento no las proveen, o si los responsables de la jefatura las guardan en los armarios o sótanos.

Es una pena saber que este asunto no será tenido en consideración por el Alcalde Paco Góngora, pues pareció dimitir de su responsabilidad al respecto, invitándonos a dirigir nuestras quejas al área de personal, cuando quisimos informarle del problema a él como máximo responsable de la policía local.

Ello nos obliga a que una vez más, y ante los oídos sordos del Alcalde, y como ya tuvimos que hacer unos meses atrás por otro asunto relativo a la seguridad y la salud del colectivo policial, estemos obligados a denunciar estos hechos ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Almería. Y esperamos que se depuren responsabilidades.....aunque sospechamos que no.

Piden explicaciones al alcalde de El Ejido por la situación de la Policía Local, con un...
Comentarios