jueves. 22.02.2024

LUBRÍN.- El alcalde de Lubrín, Domingo José Ramos Camacho, ha anunciado en su toma de posesión como regidor que la nueva corporación trabajará decididamente en dar a sus vecinos el reconocimiento que merecen especialmente en “cómo nos perciben los demás y qué valores trasladamos al exterior, porque es algo que siempre hemos tenido muy presente. Queremos trasladar la imagen de un pueblo trabajador, honrado, social, sensible, amable, turístico, sostenible y que apuesta por los servicios públicos de calidad”. Con esta declaración de intenciones, el primer edil del principal enclave de la Sierra de Los Filabres, ha asumido en el discurso de apertura de la legislatura el reto de que “Lubrín, desde su humilde posición, con su granito de arena, va a combatir la crispación interesada de algunos, donde la desinformación se ha abierto hueco con el fin de enturbiar y poner en duda los sistemas democráticos de una sociedad avanzada como la nuestra”, afirmó. 

Ramos Camacho ha pedido a sus concejales mantener como máxima “el ejemplo en la conducta de los que estamos en primera línea de la vida pública, porque dignifica la política, y ahí vamos a seguir. Es lo que he intentado trasmitir siempre a mi equipo”. Convencido de que Lubrín es “un pueblo de progreso”, el alcalde ha puesto en valor los logros conseguidos en las últimas legislaturas en las que también ha gobernado con mayoría absoluta. “Cambios necesarios para avanzar y progresar”, afirmó, entren los que recalcó la mejora del patrimonio cultural con las actuaciones llevadas a cabo en el lavadero, el castillo o la Fuente de Arriba. En este mismo capítulo de gestión incluye las mejoras de las que denomina “zonas de oportunidades”, como el polígono industrial, la granja escuela, o la mejora de los barrios y sus servicios, que como ejes de atracción de nuevos inversores que llegan a la localidad para quedarse a vivir, participan del embellecimiento del núcleo urbano y las mejoras en el modelo de circulación, atención social a los mayores y un largo etcétera de pequeños y grandes logros que han hecho crecer el sentido de comunidad.

Durante su discurso de investidura, el primer edil recordó a sus vecinos que Lubrín se ha convertido en un referente a nivel provincial en muchas facetas, “y eso ha sido gracias al magnifico equipo de personas, tanto trabajadores como políticos, que ha estado al frente  de su ayuntamiento en los últimos años”. Asimismo, concretó que “la cercanía y resolución de problemas a los vecinos ha sido nuestra seña de identidad, pero no hemos descuidado las áreas que nos hacen mejor pueblo, como la igualdad, el bienestar de nuestros mayores, turismo, empleo, los eventos culturales y deportivos, fiestas. Nuestra imagen, en definitiva, por la que Lubrín sigue siendo atractiva para los medios de información y quienes nos visitan”, explicó.

Ramos Camacho recalcó que “no somos un pueblo adormecido, como desgraciadamente existen ya demasiados en el interior de la provincia. No queremos ser más que nadie, pero menos tampoco, y en esa lucha vamos a estar siempre. Seremos dueños de nuestro destino, al que no van a faltar ideas ni esfuerzo para mejorar. Siempre hay nuevos retos, nuevas iniciativas que pronto las pondremos en marcha para seguir avanzando”.

En esa idea de futuro del alcalde de Lubrín, que ha obtenido siete de los nueve concejales posibles con más de 70% de los votos emitidos a su favor, lanza un especial mensaje de apoyo a los jóvenes como motor para conseguir nuevos logros. “Los jóvenes y emprendedores siempre han estado presentes para este gobierno y para mi personalmente, solo hay que ver mis equipos a lo largo de mi vida política como alcalde de Lubrín, ahora bien, cada cual con su esfuerzo, predisposición, formación o iniciativa será el responsable de su futuro”, concluyó.

Gabinete de prensa

  

Lubrín trabajará la imagen y valores que el pueblo exporta al exterior como modelo de...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad