viernes 28/1/22

Un momento del acto

EL EJIDO.- El municipio de El Ejido ya cuenta, de manera oficial, con el patronazgo de San Isidro Labrador después de que el Vaticano se haya pronunciado favorablemente a la petición que el Consistorio realizó hace ya dos años. De esta manera, la Santa Sede de Roma ha reconocido la exposición de motivos por los que la ciudad solicitaba el reconocimiento de la sagrada imagen del Santo como su Patrón.

El emotivo y solemne acto de proclamación tuvo lugar ayer en la parroquia que lleva su nombre y estuvo oficiado por el Obispo de la Diócesis de Almería, Adolfo González Montes. El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, que estuvo acompañado por parte de su equipo de gobierno, fue quien encabezó la representación institucional. A ésta acudieron también hermandades y cofradías del municipio, así como numerosos fieles que no quisieron perderse este acontecimiento histórico.

Éste consistió en la lectura del decreto episcopal en el que la Santa Sede de Roma explica las razones por las que concede esta importante distinción y posterior celebración de una santa misa. Algunos de los datos que, por su relevancia, hacen merecedora a la ciudad de este reconocimiento se remontan al culto introducido a partir de 1610 por repobladores procedentes de Castilla, tras la expulsión definitiva de los moriscos bajo el reinado de Felipe III, y la casi inmediata repoblación con campesinos procedentes de Castilla. A ello se suma la carta que encuentran ligados a acontecimientos históricos como la carta que dirigiera San José María Rubio a su hermano Serafín y que data del 26 de febrero de 1914, donde en uno de sus párrafos dice: "… compré el crucifijo para la ermita de San Isidro".

El segundo de los testimonios figura en los archivos de la Congregación de las Esclavas de la Inmaculada Niña, donde se refiere que el padre Federico Salvador Ramón fue quien "funda una Comunidad de las Esclavas en la plaza de la iglesia de San Isidro, del núcleo de El Ejido en Dalías, perteneciente en lo civil a la provincia de Almería y en lo eclesiástico a la Archidiócesis de Granada". Tanto la ermita como la iglesia que se levantó sobre ella ocuparon el espacio de lo que hoy es el colegio Divina Infantita y la Casa de la Comunidad de Religiosas, conservándose aún parte de la antigua capilla donde estuvo la imagen primitiva del Santo.

Góngora ha mostrado su "satisfacción por este hecho histórico fruto de la gran admiración y devoción que los ejidenses le procesan desde hace más de un siglo, tal y como ha quedado reflejado en la exposición de motivos por la que la Santa Sede nos ha hecho merecedores de esta denominación".

 Es por ello que el regidor ha insistido en que "esta concesión viene a reconocer esa devoción ejemplar que siempre le ha tenido el municipio por ver en él muchas similitudes, al encontrarse muy ligado a la labranza del campo, tal y como narra la historia y como vemos en su representación acompañado por bueyes". De ahí que "los ejidenses vean reflejado en él ese espíritu que ha caracterizado a nuestra sociedad, conformada por personas luchadoras, trabajadoras y con una gran iniciativa que han sabido sacar el máximo rendimiento a una tierra árida en sus orígenes, convirtiéndola en fuente de producción y empleo que ha servido para sacar adelante a muchas generaciones".

Recordar que este importante nombramiento se produce después de que el Pleno Municipal, celebrado el 13 de junio de 2014, aprobara por una unánime la petición que fue realizada a propuesta del alcalde. Ésta fue trasladada a la Diócesis de Almería, donde el propio obispo se encargaría de realizar los trámites necesarios para que el Vaticano concediera finalmente este patronazgo.

El Ejido ya cuenta con el patronazgo oficial de San Isidro Labrador
Comentarios