martes 30/11/21

CARBONERAS.- El alcalde de Carboneras, José Luis Amérigo Fernández, y la concejala de Políticas Sociales, Vanesa Fuentes, han visitado la Escuela de Verano que el Ayuntamiento ha organizado durante los meses de julio y agosto para contribuir a la conciliación de la vida laboral y familiar y en la que participan 152 alumnos en las sedes de Carboneras y de El Llano de Don Antonio. La actividad regresa, después de que el verano pasado no pudiera realizarse con motivo de la pandemia, con todas las medidas de seguridad necesarias frente al Covid-19, con una inversión de más de 46.000 euros por parte del Consistorio, y con la colaboración de la Diputación Provincial de Almería. 

Amérigo Fernández ha destacado que “la prioridad ha sido en todo momento cuidar de la salud de los menores y de maestros y monitores al tiempo que se volvía a prestar un servicio necesario y muy demandado por las familias carboneras”. Por esa razón, ha continuado, “se ha instalado una carpa al aire libre de más de 400 metros cuadrados en el CEIP Federico García Lorca, organizada por grupos burbujas y que cuenta con pizarras móviles adquiridas expresamente, además de aumentar a 19 el número de monitores para la Escuela”. 

Durante su recorrido, el regidor ha querido agradecer “la implicación tanto del CEIP Federico García Lorca para hacer posible esta Escuela de Verano como la del centro de salud del municipio, con el que se han establecido medidas de coordinación dentro del protocolo que se sigue y que contribuyó a que se atendiera la petición municipal para vacunar al equipo de maestros, monitores y subalternos antes de comenzar la actividad”.

Por su parte, la edil responsable de Políticas Sociales también ha puesto el acento “en las labores de limpieza y desinfección de los dos espacios en los que se desarrolla la Escuela, para lo que se cuenta por parte del Ayuntamiento con personal dedicado a esa finalidad”.

Lenguaje de programación

El objetivo principal de la Escuela de Verano es la conciliación de la vida laboral y familiar de los padres a la vez que se garantiza la ocupación del ocio y tiempo libre de los menores de forma constructiva, lúdica y formativa. De ese modo, la Concejalía de Políticas Sociales, en estrecha coordinación con los Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación Provincial de Almería, incentivan el trabajo en habilidades sociales, educación en valores e inteligencia emocional aprendiendo a través del juego.

Como actividad troncal, desde el Centro Guadalinfo se está potenciando el desarrollo de este proyecto con la realización de talleres de inicio a la programación con Scratch, fomentando la creatividad, el pensamiento lógico y algorítmico de los participantes, además de mejorar su comprensión y el trabajo en equipo.

Cabe destacar que con Scratch, los menores entre 9 y 12 años crean historias interactivas, juegos, animaciones, música y producciones artísticas, todo ello como base para luego continuar con talleres de robótica.

Carboneras adapta la Escuela de Verano para acoger a más de 150 alumnos con seguridad
Comentarios