martes. 21.05.2024

VÍCAR.- El Ayuntamiento de Vícar se ha adherido, como en anteriores ocasiones, a una nueva campaña de la Dirección General de Tráfico, destinada en esta ocasión a concienciar a los  ciudadanos sobre la importancia de respetar las limitaciones de velocidad. La campaña se pondrá en marcha el próximo lunes y se extenderá hasta el próximo día 21 con el objetivo de reducir la accidentalidad en el término municipal. La campaña prevé reforzar los controles en los tramos de mayor riesgo asociado a la velocidad, especialmente en el entorno del bulevar y en los accesos al municipio, teniendo en cuenta que en las ciudades los peatones son los usuarios que más fallecidos registran y el exceso de velocidad la principal causa de esos fallecimientos.

En este sentido, el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, ha señalado que “desde nuestra responsabilidad de gobierno somos especialmente sensibles hacia la seguridad vial y, para ello es fundamental trabajar en la educación vial desde la infancia, como hacemos con nuestro programa de Educación Vial, pero también trabajando en la concienciación ciudadana”.  Antonio Bonilla ha recordado que “es importante que los conductores sepan que respetar los límites de velocidad evitaría alrededor de una cuarta parte de las víctimas de accidentes de tráfico, ya que la velocidad inadecuada es el tercer factor concurrente más habitual en los siniestros de tráfico, especialmente, en aquellos siniestros con víctimas mortales, que pasaron de 254 fallecidos en 2021, a 309 fallecidos en 2022, lo que representa un 23% sobre el total de los siniestros mortales en 2022”.  Desde la DGT se recuerda además que, que el riesgo de verse involucrado en un siniestro de tráfico aumenta por 12,8 veces cuando se conduce con exceso de velocidad, de ahí la importancia de respetar las señales de limitación de velocidad, especialmente en las vías urbanas, ya que con ello podrían prevenirse 2.200 muertes en la carretera cada año.

Un dato  muy importante referente a la relación entre velocidad y accidentes es que a partir de 80 km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve de un atropello, mientras que a una velocidad de 30 km/h el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%. “Un dato que nos debería servir a todos para tomar conciencia sobre la necesidad de moderar la velocidad y respetar en todo momento las señales de limitación de velocidad, especialmente en el casco urbano”, ha concluido Bonilla.

El Ayuntamiento de Vícar pondrá cerco al exceso de velocidad en el casco urbano
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad