jueves 28/10/21

La Audiencia Nacional emplaza al 1 de junio su fallo sobre limpieza de radiactividad en Palomares

Archivo - Vallado en una de las zonas de acceso restringido en Palomares (Cuevas del Almanzora, Almería)

ALMERÍA.- La Audiencia Nacional (AN) ha emplazado al día 1 de junio la deliberación sobre si obliga al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) a fijar plazo para ejecutar la limpieza definitiva de las 40 hectáreas de suelo contaminado con plutonio y americio en Palomares, en Cuevas del Almanzora (Almería).

La sala decidirá finalmente si estima el recurso contencioso-administrativo impulsado por Ecologistas en Acción tras incorporar al procedimiento el Plan de Rehabilitación de Palomares (PRP) que fue aprobado en 2010 y que el Consejo de Ministros desclasificó con condiciones en noviembre de 2020.

La Audiencia Nacional ha mantenido blindado en los últimos meses el contenido del plan objeto del pleito para "garantizar su confidencialidad" ya que su desclasificación se hizo "a los únicos efectos" de resolver el pleito.

La providencia, consultada por Europa Press, señala para el 1 de junio a las 10,00 horas la votación y fallo, y designa como ponente de la sentencia al magistrado José Guerrero Zaplana.

Forma parte también del tribunal el magistrado Luis Helmuth Moya Meyer, quien fue autor del voto particular en el marco de este mismo procedimiento que en febrero de 2020 consideró que la "obligación" de "descontaminar" las 40 hectáreas de terrenos con plutonio "corresponde" a España y remarcó que, "como país soberano", no podía "justificar su inacción" en la "falta de cooperación" de EEUU.

"La idea indebida de que el proyecto de rehabilitación de la zona está indisolublemente ligado a la colaboración de EEUU ha de ser negada de manera tajante", traslada el magistrado Helmuth Moya, máxime, según añade, cuando "se ha considerado que el mantenimiento de la situación puede afectar a la salud pública".

Ecologistas en Acción llevó a la vía judicial una resolución del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de enero de 2017 en el que rechazaba proceder a la "clausura de la instalación nuclear y el área contaminada de Palomares "con fijación de plazo para llevar a efecto, y a la espera de encontrarles almacenamiento definitivo, el almacenamiento temporal de la tierra resultante del tratamiento de los 50.000 metros cúbicos de tierra contaminada" previstos en el citado plan de rehabilitación.

La Audiencia Nacional concluyó tras la práctica de la prueba que, en dicha resolución recurrida, el regulador atómico "reconocía" que se había "valorado la posibilidad de diversas soluciones en relación a la liberación de partículas ionizantes en los alrededores del pueblo de Palomares en 1966" y que, por tanto, era "necesario conocer los planes que se han elaborado" para descontaminar para, así, poder decidir si obligaba a su ejecución.

REBAJA DEL VOLUMEN DE TIERRA A LIMPIAR

La Audiencia Nacional rechazó el pasado año, al estar el procedimiento visto para sentencia, pedir de nuevo al Gobierno que se aportase el informe que el CSN aprobó en julio de 2015 sobre la limpieza de los terrenos contaminados y que, según Ecologistas en Acción, modifica los criterios radiológicos contenidos en el Plan de Rehabilitación.

En el documento cuestionado por el colectivo, el regulador atómico admite que se ha rebajado el volumen de tierra contaminada con radiactividad en Palomares que debe ser retirada en virtud de la declaración de intenciones firmada entre España y EEUU precisamente en 2015 si bien no precisa en cuanto con respecto al plan de rehabilitación que prevé la limpieza de 50.000 metros cúbicos de suelo.

Ecologistas en Acción sostiene que ese cambio que admite el regulador atómico se ha producido "a instancias" del Department of Energy (DOE) de EEUU y asegura que, para ello, se "han aumentado los criterios radiológicos para considerar necesaria una intervención de 1 mSv/a hasta 4 mSv/a", lo que habría permitido la firma de la declaración de intenciones con EEUU para la gestión y almacenamiento de los residuos generados en la limpieza por parte del gobierno estadounidense.

El objetivo, según añade el colectivo, sería que, de la limpieza de 50.000 metros cúbicos de tierra, se pasaría "únicamente a limpiar 28.000 metros cúbicos de tierra contaminada", lo que reduciría de 6.000 a 3.300 metros cúbicos el volumen de tierra que debe almacenarse en EEUU.

CONTROL DE LA COMISIÓN EUROPEA

España deberá informar a finales de este año a la Comisión Europea de los "progresos" alcanzados respecto al plan de limpieza "definitivo" por el que se debe "eliminar" el suelo contaminado para su "deposito de forma segura" en un almacenamiento "a largo plazo".

La CE recomendó hace una década que se llevase a cabo en Palomares el Plan de Rehabilitación y la limpieza de la tierra "para evitar cualquier inaceptable riesgo radiológico" en especial en las zonas 2,3 y 6 "teniendo en cuenta la muy larga vida media" de los "contaminantes" allí presentes.

Recogía que, dentro de las áreas contaminadas y según el informe realizado entonces, en algunos lugares se registraba "una exposición para miembros del público de más de 1 mSv por año, superior en ciertas zonas a 5 mSv por año".

La misión de verificación que visitó Palomares en junio de 2019 comunicó en su informe que no se ha descontaminado "ninguna" de las áreas afectadas y aludía a que las autoridades españolas tenían "toda actividad paralizada" respecto a esta situación a la espera de un "acuerdo vinculante" con EEUU.

España sostiene que para "la solución final" al "problema" del área bajo vigilancia radiológica es "primordial" el acuerdo con EEUU ya que "no tiene instalaciones para el almacenamiento final de los desechos radiactivos generados por la limpieza".

CONTAMINACIÓN EN 72 MUESTRAS RECOGIDAS EN SEPTIEMBRE DE 2020

Mientras, el CSN ha reanudado la medición de plutonio en el área bajo vigilancia radiológica ambiental con la recogida de un centenar de muestras cuyo análisis que dieron como resultado el hallazgo de emisores alfa, es decir contaminación radiactiva, en 72 de ellas.

Los análisis radioquímicos se retomaron el 1 de septiembre de 2020 tras un requerimiento de la Comisión Europea (CE) y, hasta noviembre, se recogieron y trataron 72 filtros de aire para partículas de polvo, 28 muestras de productos alimenticios, en concreto hortalizas cultivadas, y siete bioindicadores de flora y fauna.

El informe preceptivo remitido a la CE por el regulador atómico español concluyó que estos 107 análisis dieron como resultado la identificación de "72 emisores alfa", si bien precisó que solo se había completado la medición de 25 para "determinar" la concentración de actividad de plutonio en aire, alimentos y bioindicadores.

En su informe a Bruselas de diciembre, el CSN comunica, asimismo, que, siguiendo una recomendación de la CE que se remonta a 2010, prevé la "recogida y análisis anual" de muestras de carne de conejo en los entornos de la denominada zona 6, un área de 20 hectáreas que se extiende por la Sierra Almagrera, y la zona 2, donde cayó una de las dos bombas que detonó al impactar contra el suelo tras caer de un bombardero estadounidense en 1966.

EUROPA PRESS

La Audiencia Nacional emplaza al 1 de junio su fallo sobre limpieza de radiactividad en...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad