viernes 4/12/20
Elena Torres, teleprensa.com

A vueltas con el estado de alarma

"Es sobre los presidentes de todas las comunidades sobre quienes recae la responsabilidad de lo que a partir de ahora pueda pasar"
Elena Torres
Elena Torres

No termino de entender el revuelo de los partidos con la prórroga del estado de alarma que acaba de decretar el Gobierno. Que se haya establecido un periodo de seis meses, del 9 de noviembre al 9 de mayo, no significa obligatoriamente que lo que hoy se disponga, -por la urgencia con la que se ha actuado, cuando las comunidades ya están sobrepasadas por los casos y se ven en la necesidad de establecer no sólo toques de queda nocturnos sino cierres perimetrales y demás restricciones de movilidad-, se perpetúe a lo largo de medio año. Creo que Pedro Sánchez lo dejó claro cuando compareció este pasado fin de semana y de hecho el decreto no hace sino dar la base legal que las comunidades necesitan para actuar libremente y gestionar como estimen esta pandemia. De hecho, así se está haciendo. No hay dos comunidades que estén tomando las mismas disposiciones ni que incluso sus decisiones estén afectando por igual dentro de su territorio.

Quien mejor reflejó el sentido de este estado de alarma que, no olvidemos, han reclamado muchas regiones, y al final se han sumadas todas al comprender, por fin, que es la única figura que hoy por hoy permite limitar derechos, fue el presidente valenciano Ximo Puig, cuando certeramente afirmó que “no podemos estar más pendientes de los tribunales que de los hospitales», consciente de que muchas medidas adoptadas por las comunidades y recurridas habían sido ‘tiradas a la basura’ por los jueces.

Así las cosas, este estado de alarma a quien da rienda suelta es a los gobiernos regionales máxime cuando el Gobierno central ya ha manifestado que su intención es que sean éstos quienes adopten las decisiones que estimen convenientes para hacer frente a la nueva ola.

Y al hilo de esto parece bastante absurdo plantear que con esta prórroga tan amplia “el Gobierno se carga” los puentes de Todos Los Santos, el de la Constitución, la Navidad y hasta la Semana Santa. El asunto es que necesitamos despegar lo antes posible pero para ello debemos cortar cuanto antes esta progresión de contagios y eso requiere de tino por parte de quienes tienen que tomar las decisiones. En este punto, me temo que pedir cuentas sólo al presidente del Gobierno no se ajusta a la nueva situación ya que es sobre los presidentes de todas las comunidades sobre quienes recae la responsabilidad de lo que a partir de ahora pueda pasar.

A vueltas con el estado de alarma
Comentarios