sábado 6/3/21

Sólo Cs y PP pierden

'Estos resultados vienen a rebatir a todo aquel que se ha empeñado en hacernos creer que quien gobierna lo está haciendo rematadamente mal'
Elena Torres
Elena Torres

Después de unas elecciones, todos los partidos dicen haber ganado y esta vez en Cataluña eso ha sido así. De ocho fuerzas sólo dos pierden, Ciudadanos y el Partido Popular que, además, no dudan de su derrota incuestionable.

En el caso del PP, que pierde apenas un parlamentario aunque se nota porque pasa de 4 a 3, el daño no hubiera sido tan profundo de no ser porque VOX de la noche a la mañana ha pasado de no tener representación a tener nada menos que once escaños, -algo imposible para los populares-, con presencia en todas las provincias. Y eso debe doler y mucho a un partido que siente que los votantes de la nueva fuerza política proceden de sus siglas.

Por lo que respecta a Ciudadanos, una muerte anunciada que le hace perder 30 escaños y quedarse sólo con seis además de provocarle caer del primer puesto al séptimo, la debacle vuelve a ser de la misma proporción que la sufrida en el Congreso en las últimas elecciones generales y que costó la cabeza a su fundador Albert Rivera. Tal vez ahora tengan más claro que volver a las filas del PP es lo único que les queda si alguno quiere conservar un escaño en el futuro. Dos partidos en los que no se encuentran diferencias no tiene sentido que prosigan cada uno por su cuenta salvo que quieran hacerse un haraquiri público sin precedentes.

El resto de partidos, y son nada menos que ocho los que consiguen representación, salen bien o muy bien parados. En Comú Podem conserva sus ocho representantes, así que parece que no le pasa factura el desgaste de Podemos en el Gobierno central y las interferencias de su líder Pablo Iglesias sobre un Ejecutivo del que forma parte. 

La CUP consigue multiplicar su presencia al pasar de 4 a 9 escaños. Junts per Catalunya y ERC prácticamente consiguen la mayoría absoluta, a falta de tres escaños, que todo indica se los proporcionará la CUP si el independentismo se pone por delante de cualquier otro tipo de políticas, y si bien se cambian las tornas porque los de Esquerra adelantan a Junts, y en consecuencia serán aquellos quienes presidan de llegar a un acuerdo, lo cierto es que el desgaste de los últimos años, ese “desgobierno” que han vendido los partidos constitucionalistas no les pasa factura. Es más, el independentismo, en su conjunto, se refuerza.

Finalmente, el PSC encabezado por quien fuera el ministro de Sanidad en tiempos de pandemia, Salvador Illa, es el ganador de la jornada electoral. No sólo se convierte en la primera fuerza política sino que duplica la presencia de los socialistas en la Cámara catalana, -obtiene 33 frente a los 17 que tenía hasta ahora-, otra cosa será la capacidad que tenga de poder presentar un proyecto político que aglutine diversas sensibilidades y le permita acceder a la presidencia, algo improbable.

De cualquier manera, estos resultados vienen a rebatir a todo aquel que se ha empeñado en hacernos creer que quien gobierna lo está haciendo rematadamente mal.

Sólo Cs y PP pierden
Comentarios