jueves 5/8/21

Razones en contra de Susana

"No sé si Juan Espadas es el mejor perfil para dirigir el partido, aunque no pintan mal las formas, pero si parece claro que Susana Díaz no es la candidata deseable"
Elena Torres
Elena Torres

El PSOE andaluz se encuentra inmerso en unas nuevas primarias. Según avanzan los días, y la derecha se ve más fuerte mientras se debilita Ciudadanos, el eco de unas elecciones en otoño se acrecienta lo que refuerza la necesidad, como ya adelantaron algunos, se supone contrarios a la actual dirección del partido en la región, de concretar un proyecto y un líder que impulse a unas siglas que no pasan precisamente por su mejor momento.

En esta pugna han saltado al ruedo cuatro nombres, aunque solo de dos se habla y es de esperar que no haya sorpresas. El primero es la actual lideresa, Susana Díaz, reacia a iniciar este proceso, tal vez en la creencia de que si les sorprendían con unas elecciones anticipadas tenía todas las papeletas de repetir sin necesidad de pasar por unas primarias. El otro candidato de peso es el actual alcalde de Sevilla, Juan Espadas, supuestamente respaldado por la dirección nacional. Pedro Sánchez y Susana Díaz ya se midieron cuando hubo que elegir nueva dirección del partido y ella no encajó muy bien la derrota. Y ya se sabe que en política no se perdona, aquellos enfrentamientos de entonces lo deben tener grabado en hierro.

No sé si Juan Espadas es el mejor perfil para dirigir el partido, aunque no pintan mal las formas, pero si parece claro que Susana Díaz no es la candidata deseable. Y la principal razón, a mi juicio, es que ya gobernó la Junta de Andalucía y en la segunda convocatoria electoral no logró la fuerza suficiente para formar gobierno (ya sabemos que no son tiempos de mayorías absolutas así que tampoco se puede pedir machadas extra). Si alguien que ha gobernado y ha tenido ocasión de mostrar a la ciudadanía su forma de hacer no es capaz de repetir, creo que es el momento de dar el relevo. No me imagino que Juanma Moreno (PP) perdiera, -y entiéndanme el perder como el no poder presidir la Junta de Andalucía-, las próximas elecciones autonómicas y se sentara en la bancada de la oposición a esperar otros cuatro años para volver a optar a un cargo por el que ya ha pasado, sin embargo fueron varios los intentos que realizó antes de llegar al Ejecutivo.

El PSOE con Susana Díaz gobernó apoyándose en Ciudadanos y alejando muy mucho de su lado a Podemos. En la vuelta electoral su mayoría no fue suficiente y Ciudadanos tampoco la miró, ni se planteó seguir con esa alianza, lo cual no la deja en muy buen lugar.

El partido, al menos por lo que se vislumbra desde esta esquina de la comunidad, tampoco discurre por el mejor momento y lo que entonces reprochó a Pedro Sánchez, su escasa capacidad para sumar, se le puede reprochar ahora a ella. Sin ir más lejos esa petición de primarias que ella no avalaba en principio es una muestra de que tiene, y no pocas, voces en contra dentro de su casa. Así las cosas, toca pasar página.

Razones en contra de Susana
Comentarios