lunes 23/5/22

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha tumbado la pretensión del gobierno municipal del PP de trasladar el anillo de ficus de la Plaza Vieja de Almería dado su "valor medioambiental" en una ciudad con "alta radiación y temperatura" y debido a que estos árboles, "en algunos casos centenarios", son uno de los "valores protegidos" del conjunto histórico en el que se encuadra. La ocurrencia municipal de variar las normas para sacar de la plaza tanto los árboles como el Monumento a los Coloraos con la excusa de hacer un espacio diáfano para impulsar no se sabe muy bien que proyectos que “animen” el centro no tuvo ninguna buena acogida ciudadana y ahora, además, se topa con el ‘poder’ de la Justicia que da la razón a todos esos vecinos, que a través de asociaciones, recurrieron la decisión municipal.

Desgraciadamente, este dar la espalda al ciudadano está siendo una máxima en esta legislatura. Constantes son los reproches que las distintas asociaciones vecinales le hacen a este equipo de gobierno que, lo mismo les deja sin sede que les obvia cuando toma decisiones en torno a sus barrios. Una pena y una contrariedad para unas siglas, el PP, que tanto critican a los gobiernos su falta de diálogo cuando ellos se encuentran en la oposición.

Lo cierto es que este gobierno municipal cada vez que mete la pala en la ciudad, o planea obras, es para empeorar las cosas. Y la mejor muestra de ello es el bodrio de Paseo de Almería que ahora tenemos, tras la pandemia, con un carril que aún no se sabe si es para bicicletas, carga y descarga o puestos artesanos en navidad. Ahora andan con proyectos de peatonalización, que no quieren expresar así públicamente porque tiene “connotaciones peyorativas”, según ha dicho alguna concejala, lo que me lleva a pensar que de nuevo van a imponer “su concepto de ciudad” sin contar con los vecinos.

Y mientras, avanzan obras y más obras en la Vega de Acá sin orden ni concierto que están creando un barrio que no hay por donde cogerlo. Una pena que este gobierno quiera destruir lo que no molesta (ni el Paseo ni la Plaza reclamaban una transformación) y, sin embargo, no haya sido capaz de poner orden en una zona virgen que podría haber sido todo un referente. Las cosas de los liberales…

Obras en Almería
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad