martes 25/1/22

Parece que finalmente las elecciones andaluzas se adelantan y con ello el PP trata de comprobar si ese pálpito que le augura un crecimiento exponencial se cumple y de paso Vox se sale con la suya, sabedor de que la caída de Ciudadanos y las disputas internas que tanto dañan al líder nacional de los populares pueden proporcionarle una situación privilegiada que le permita, ahora sí, entrar en el gobierno andaluz.

Juanma Moreno ha virado su discurso en cuestión de horas, -una vez comprobado que el Parlamento no le aprueba los Presupuestos presentados-, y ha pasado de decir que agotará la legislatura “sí o sí” a proclamar que “si no me dejan” habrá que convocar elecciones. Lo que no dice es que esta situación la ha provocado la dirección de su partido que aspira a ganar con contundencia en Andalucía y tiene prisa en conseguirlo.

La situación se ha precipitado a raíz de que salieran a la luz unas afirmaciones del vicepresidente y secretario regional de Ciudadanos, Juan Marín, diciéndole a los suyos este pasado verano que no interesaba el desgaste de aprobar unos presupuestos en año electoral que sólo iban a beneficiar al PSOE, evidenciando el poco interés que para su formación, y es de imaginar el gobierno que comparte con el PP, tiene contar con presupuestos en 2022, a pesar de la que que está cayendo con el Covid. De locos.

Esa filtración viene de las propias filas de Ciudadanos, era una reunión interna, aunque el mismo Marín apuntó que proceden de alguien, uno de tantos pero con mucho más peso, que ahora ya está en el PP. En fin todo un enredo que resumiendo nos viene a contar que PP y Ciudadanos vienen a ser lo mismo, y será aún más evidente en los sucesivos procesos electorales cuando veamos como desaparece la formación naranja mientras muchos se integran en las filas azules. Pero además, queda claro que la libertad de los presidentes autonómicos del PP, -esa tan manoseada en el último congreso andaluz-, está siempre supeditada a la dirección nacional que es quien maneja los tiempos, pone y dispone.

Y si no que se lo digan al presidente popular almeriense, Javier Aureliano García, ninguneado en plena intervención por su superior Teodoro García Egea. Libres si, pero algunos más que otros.

Elecciones andaluzas a la vista
Comentarios