jueves 19/5/22

"Una de las posibilidades es que deba derruirse el edificio, pero no podemos confirmarlo", ha señalado

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha apuntado este domingo que la situación del edificio de General Pardiñas en el que hubo una explosión el viernes es "propia de una quiebra", que "probablemente esté a punto de declararse", y que existe la posibilidad de que haya que derruir el inmueble para garantizar la seguridad de los colindantes.

"Entraron los técnicos de control de la edificación. Y ya han visto las imágenes, la situación por dentro es desastrosa, propia de una quiebra que probablemente esté a punto de declararse (...) Una de las posibilidades es que deba derruirse el edificio pero no lo podemos confirmar", ha expuesto Villacís a los periodistas tras participar en la Carrera de la Mujer que ha tomado hoy las calles de la capital.

Este sábado Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han evaluado este sábado el derribo del edificio afectado por la explosión en el distrito de Salamanca en donde han consolidado los huecos de la fachada afectados y han apuntalado las estructuras del edificio.

El viernes se desalojó a un total de 96 vecinos de sus casas, que la vicealcaldesa espera que puedan volver pronto, pero ha apuntado que "no se va a poner a nadie en riesgo".

Es por ello, que aunque están trabajando para que pueda ser "cuanto antes", ha mantenido que la fecha que se mantiene para el regreso es el lunes porque hay que ser "muy cautos".

En este mismo sentido, sobre el futuro del inmueble, ha remarcado que lo que se hará atenderá a la "seguridad de los otros edificios" que colindan.

DOS MUERTOS, 19 ATENDIDOS Y DESALOJO DE VIVIENDAS

La explosión originada este viernes en el número 35 de la calle General Pardiñas de Madrid se ha saldado con un total de dos muertes, 19 personas atendidas y desalojos de vecinos en los edificios colindantes al afectado por la explosión.

Así, el número de personas atendidas por los sanitarios del Samur-Protección Civil en la explosión se ha elevado a 19, la última un familiar de uno de los dos operarios desaparecidos, según han informado desde Emergencias Madrid.

Esta última persona ha recibido asistencia psicológica por parte de una psicóloga de Samur-Protección Civil ya que padecía una crisis nerviosa. El Samur ha montado además una hospital de campaña en el lugar del siniestro.

Entre los asistidos, 10 fueron dados de alta en el lugar y varios necesitaron ser evacuados a un hospital. Cinco de las 19 personas que han sido atendidas como consecuencia de la explosión registrada han ingresado en centros hospitalarios, uno de ellos herido grave, aunque dos de ellas han recibido el alta hospitalaria, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

Villacís ve la situación en General Pardiñas similar a "quiebra" y existe la...