lunes 23/5/22

Samur Social ha hablado con 74 personas de las cuales solo ha pedido ser alojada una pareja

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Los vecinos desalojados del número 33 de la calle General Pardiñas, colindante al número 35 donde se ha registrado una explosión en el tercer piso, no podrán en principio volver ni dormir hoy en sus casas, han indicado fuentes municipales.

Lógicamente, tampoco podrán regresar los residentes del edificio siniestrado, donde todavía trabajan los bomberos para retirar escombros y encontrar a los dos operarios de fontanería que están desaparecidos en su interior.

La Policía impide acceder a los residentes en ambos inmuebles, y también del número 36, por riesgos a su seguridad. Y es que los bomberos están revisándolos porque en el número 33 al parecer también hay daños, sobre todo en la zona anexa al 35 por esta deflagración, al parecer causada por un escape de gas según diversas fuentes de la investigación.

Ante ello, los efectivos del Samur Social ya han llegado al lugar para dar información a los afectados que no pueden volver a sus casas, evaluar su situación y si no tienen donde quedarse proporcionarles un alojamiento temporal. De hecho, han prealertado a hoteles de la zona, tal y como hicieron en la explosión de la calle Toledo en enero de 2021.

En concreto, Samur Social ha hablado con 74 personas de las cuales solo ha pedido ser alojada una pareja.

El Ayuntamiento de Madrid ha habilitado un punto de información en la cercana calle Ayala número 86. Entre 40 y 50 personas fueron desalojados. Además, la explosión ha afectado a varios coches aparcados en la zona. Los enseres del edificio siniestrado han quedado inservibles y podría haber desperfectos en el número 33 de General Pardiñas.

Los vecinos del edificio colindante al de la explosión no podrán dormir hoy en sus casas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad