domingo. 14.04.2024

Sánchez se va de Rabat sin fecha para la apertura de aduanas de Ceuta y Melilla pero confía que sea pronto

El presidente reivindica la cooperación migratoria y de lucha contra el narcotráfico con Marruecos Mohamed VI le agradece la "nueva postura constructiva e importante" respecto al Sáhara RABAT, 21 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Leyre Guijo) El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se marcha de Rabat, donde ha sido recibido en audiencia por el rey Mohamed VI y ha mantenido un largo encuentro con el primer ministro marroquí, Aziz Ajanuch, sin una fecha concreta para la apertura de las aduanas de Ceuta y Melilla aunque con la confianza de que pueda ser pronto.

El presidente reivindica la cooperación migratoria y de lucha contra el narcotráfico con Marruecos

Mohamed VI le agradece la "nueva postura constructiva e importante" respecto al Sáhara

RABAT, 21 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Leyre Guijo)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se marcha de Rabat, donde ha sido recibido en audiencia por el rey Mohamed VI y ha mantenido un largo encuentro con el primer ministro marroquí, Aziz Ajanuch, sin una fecha concreta para la apertura de las aduanas de Ceuta y Melilla aunque con la confianza de que pueda ser pronto.

Sánchez ha reconocido que por parte española "está todo listo" para que la aduana de Melilla pueda reabrir y la de Ceuta pueda empezar a funcionar, pero por parte marroquí aún quedan cuestiones que resolver, pero en ningún caso obstáculos de carácter político o jurídico. Según ha precisado, el primer ministro le ha asegurado que "tan pronto" como se resuelvan se dará este paso incluido en la hoja de ruta pactada en 2022.

En este sentido, próximamente se va a reunir el grupo de trabajo sobre esta cuestión para aclarar las normativa de aduanas. "Espero que pronto podamos ya tener avances significativos en esta cuestión", ha confiado.

Así las cosas, ha recalcado que cuando se produzca la apertura la voluntad es "impulsar un comercio transparente y regular que debe redundar en beneficio de las regiones vecinas", reiterando así el deseo manifestado tanto por Madrid como Rabat de acabar con el comercio irregular típico de las porteadoras.

Por otra parte, Sánchez ha puesto en valor la cooperación "ejemplar" que hay con Marruecos en materia migratoria, ensalzando los buenos resultados de los programas de migración circular que permiten la llegada de temporeros a España, y también en la lucha contra las mafias que trafican con personas.

"No tenemos en absoluto ningún reproche que hacer, como tampoco tenemos ningún reproche que hacer en el ámbito de la lucha contra el narcotrafico", ha asegurado, tras ser preguntado expresamente por esta cuestión tras el asesinato de dos guardias civiles en Barbate por una narcolancha.

OPORTUNIDADES EMPRESARIALES DEL MUNDIAL 2030

Otro de los temas que ha abordado Sánchez tanto con el monarca alauí como con el primer ministro ha sido el de la organización conjunta por España, Portugal y Marruecos del Mundial de Fútbol 2030. "Es sin duda alguna un extraordinario reto, pero sobre todo es una gran oportunidad para continuar fortaleciendo aún más los lazos de amistad entre los tres países", ha sostenido.

El presidente ha hecho especial hincapié en las oportunidades que se abren para las empresas españolas en el marco del proceso de modernización iniciado por Marruecos, que tiene previsto invertir 45.000 millones de aquí a 2050 sobre todo en infraestructuras, pero también de cara a la organización del Mundial a nivel de ferrocarriles, estadios y otras infraestructuras necesarias.

En este sentido, Sánchez ha apostado por que cuando se celebre la próxima RAN, que tendrá que acoger España previsiblemente ya en 2025, se celebre un foro empresarial donde Marruecos pueda presentar cuáles son sus necesidades de cara a 2030 y "ver de qué forma las empresas españolas pueden participar en este proyecto ilusionante".

En conversación posterior con los periodistas, el presidente ha resaltado la enorme presencia que hay ya en Marruecos de empresas españolas, si bien ha indicado que el Gobierno marroquí echa en falta una mayor presencia de las empresas del IBEX, cuestión que ha dicho que el Ejecutivo va a analizar.

REAFIRMA LA POSTURA SOBRE EL SÁHARA

En otro orden de cosas, el presidente ha señalado expresamente que para España tanto la hoja de ruta acordada tras su encuentro con Mohamed VI en abril de 2022 como la declaración conjunta tras la cumbre de 2023 "está en vigor y se van a cumplir todos y cada uno de los puntos".

Con ello, Sánchez quería reafirmar la postura expresada en su carta a Mohamed VI de apoyo al plan de autonomía marroquí para el Sáhara como "la base más seria, creíble y realista" para solucionar el conflicto, pero sin mencionarlo. Sin embargo, la prensa marroquí le ha preguntado expresamente por su postura, a lo que el presidente ha respondido remitiéndose a lo que dicen ambos textos.

También en el comunicado oficial publicado por el Gobierno marroquí sobre la visita se ha resaltado que el presidente ha reiterado a Mohamed VI la postura española respecto al Sáhara contenida en ambos documentos. Según Rabat, el monarca "ha agradecido a España esta nueva postura constructiva e importante".

AUDIENCIA CON MOHAMED VI

Mohamed VI ha recibido en el Palacio Real a Sánchez y al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que le acompaña en esta visita oficial, a la entrada de la sala donde se ha celebrado la audiencia y en un primer momento han intercambiado unas palabras en español.

A continuación, el presidente del Gobierno le ha trasladado un saludo de Felipe VI. El monarca alauí ha comentado que hace tiempo que no ha hablado por teléfono con el Rey, a lo que Sánchez le ha respondido que seguro que estará encantado de hacerlo porque tiene en gran cariño tanto a Marruecos como a Mohamed VI y tanto él como la Reina guardan un buen recuerdo de la visita oficial que realizaron en 2019.

La audiencia, que se ha prolongado durante unos 40 minutos, no ha sido confirmada por Moncloa hasta minutos antes de aterrizar en Rabat. El de este miércoles ha sido el tercer encuentro entre el presidente del Gobierno y el monarca alauí.

El primero tuvo lugar en noviembre de 2018 y el segundo se produjo el 7 de abril de 2022 para escenificar el fin de la crisis diplomática suscitada por la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, y la postura española respecto al Sáhara.

Mohamed VI no recibió al presidente del Gobierno cuando se desplazó a Rabat para la Reunión de Alto Nivel (RAN) del 1 y 2 de febrero de 2023, ya que se encontraba fuera del país, pero en una conversación telefónica le invitó a regresar en próximas fechas, de ahí esta visita que ha tardado sin embargo un año en materializarse.

Sánchez ha anunciado que ha invitado al primer ministro marroquí a que realice "próximamente una visita a España". "Será una nueva oportunidad para continuar reforzando aún más nuestra extraordinaria cooperación bilateral", ha subrayado, asegurando que por parte marroquí también ha apreciado esa misma voluntad.

En este sentido, en su comunicado, el Gobierno marroquí ha asegurado que la "nueva dinámica" iniciada con la reunión de abril de 2022 "se despliega de forma satisfactoria" y viene marcada por "el refuerzo de la cooperación, de la coordinación y de la asociación en todos los aspectos, sobre la base de los principios de la confianza, el respeto mutuo, la ambición, la buena vecindad y el respeto de los compromisos".

Sánchez se va de Rabat sin fecha para la apertura de aduanas de Ceuta y Melilla pero...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad