miércoles. 10.08.2022

Sánchez justifica el espionaje del CNI por un "problema de seguridad nacional" con la DUI y los altercados

Precisa que él asume esa directiva de seguridad nacional, que es responsabilidad suya personal y cree que ha hecho lo que debía

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha justificado el espionaje del CNI por considerar un "problema de seguridad nacional" la Declaración Unilateral de Independencia en 2017 y los altercados de 2019 tras la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo. Sánchez ha dejado claro que él mismo asume el contenido de una directiva de seguridad nacional alegando que ha hecho lo que debía, aunque precisando que es el CNI quien define, diseña e implementa esas operaciones y las materializa con la autorización judicial.

Así lo ha afirmado el jefe del Ejecutivo en el Parlamento durante la réplica al PNV, en el Pleno monográfico convocado para que dé explicaciones por el espionaje del CNI a líderes independentistas.

Sánchez ha insistido en que ni puede ni debe decidir a quién se tienen que intervenir los teléfonos. Pero ha advertido de que lo que sí es su deber y responsabilidad "es salvaguardar el orden constitucional y defender la seguridad nacional".

TOMA DEL PRAT

Así, ha recordado que en Cataluña hubo, por parte de dirigentes independentistas catalanes que estaban al frente del Gobierno y también las máximas representaciones parlamentarias, una declaración unilateral de independencia (DUI) que se aprobó en 2017 y también "una contestación muy importante" en 2019.

Y dirigiéndose al portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, le ha corregido asegurando que no fueron unos cuantos contenedores incendiados lo que ocurrió, sino "el intento de toma de un aeropuerto como el Prat, el impedimento de que los controladores aéreos pudieran subir a la torre aérea para poder controlar los vuelos y la circulación aérea de esa torre, sabotajes diarios en los trenes de cercanías,...".

Unos hechos que ha calificado de "evidente problema de seguridad nacional" que España tenía en 2019. "Por tanto, lo único que puedo decir es que esa directiva de seguridad nacional efectivamente es responsabilidad del Gobierno de España, mía personal, yo la acepto, la asumo, es así, creo que además he hecho lo que debía", ha dejado claro.

Y ha añadido que, a partir de ahí, quienes "definen, diseñan e implementan esas operaciones y las materializan" es el CNI, que es quien debe contar con el permiso es de la autorización judicial que "evidentemente tienen que ser motivada".

UN PROBLEMA HEREDADO

Además, en respuesta a la portavoz del PP, Cuca Gamarra, Sánchez ha recordado que la situación en Cataluña es "un problema heredado" del anterior Gobierno de Mariano Rajoy, a quien le hicieron una DUI y les pusieron "en un brete", según ha afirmado, por "no ser valientes" y no tener coraje para sentarse con aquellos que piensan distinto para llegar a un acuerdo, según le ha reprochado a los 'populares'.

A juicio de Sánchez, a pesar de que su Gobierno ha pedido "la mayor unidad" a lo largo de la legislatura, tanto a Pablo Casado como a su sustituto al frente del PP, Alberto Núñez Feijóo, la respuesta ha sido deslegitimar cualquier apoyo parlamentario a la acción del Ejecutivo, según ha lamentado.

En esta misma línea, dirigiéndose al líder de Vox, Santiago Abascal, Sánchez le ha acusado de decir que el conflicto catalán se resolvía "a bofetadas" y ha acusado a la derecha y a la ultraderecha de utilizar a la sociedad catalana "como un pim pam pum" para tratar de llegar al poder y desalojar ala izquierda del Gobierno.

Sin embargo Sánchez se ha mostrado convencido de que la España progresista, que según ha indicado es mayoritaria, "no compra esos argumentos" y cuando lleguen las elecciones los ciudadanos pondrán a Gamarra y a Abascal "en su debido sitio" es decir "en la oposición", según les ha espetado.

NO HAY 'ESTADO PROFUNDO'

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo ha rechazado que exista un 'Estado profundo' y así se lo ha expresado a varios portavoces que le habían mencionado este punto durante sus intervenciones. Al dirigirse al de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha lamentado que "compre esos discursos" puesto que en España existe un Estado "con sus imperfecciones", un sistema de contrapesos y una separación de poderes que el Ejecutivo respeta.

Sobre este mismo tema, Sánchez le ha garantizado al diputado de Compromís, Joan Baldoví, que no existe dicho 'Estado profundo', aunque "en el pasado" hubo "una estructura parapolicial" que ha sido investigada por la Justicia pero que ahora "esas prácticas acabaron", según ha afirmado. "Con este Gobierno y conmigo no ha sucedido lo que sucedió con Rajoy y con el PP" ha terminado.

Sánchez justifica el espionaje del CNI por un "problema de seguridad nacional" con la...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad