viernes. 21.06.2024

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El Papa Francisco ha animado a los cristianos en la Misa de Vigilia de Pentecostés en Verona a estar abiertos a dejar que el Espíritu Santos "cambie sus corazones", ya que este "cambia las vidas" y tiene poder transformador.

Lo ha indicado durante su homilía de este sábado en la Misa de Vigilia de Pentecostés en el Estadio Bentegodi de Verona, donde ha reflexionado frente a los más de 30.000 fieles congregados sobre la centralidad y el poder transformador del Espíritu Santo en la vida de los cristianos: "El Espíritu Santo nos da la valentía para vivir la vida cristiana. Y con esta valentía, cambia nuestra vida".

El Pontífice ha evidenciado que hoy en día, como en los tiempos del apóstol Pablo, muchas comunidades cristianas no saben qué es el Espíritu Santo. "Algunos confunden el término 'paráclito' con paralítico", ha contado según una experiencia suya en una misa con niños.

EL PAPA A LOS JÓVENES: "NO TENGAN MIEDO DE IR A CONTRACORRIENTE"

Anteriormente, tras el encuentro con los sacerdotes y consagrados en la basílica de san Zenón, patrono de Verona, el Santo Padre salió a la plaza en silla de ruedas y se reunió con unos 5.500 niños y jóvenes, que le plantearon preguntas.

"¿Cómo podemos escuchar la llamada de Jesús?", fue la primera cuestión preguntada al Papa, quien contestó: "Yo que soy un niño, una niña común, ¿cómo puedo escuchar la llamada de Jesús? Dime una cosa: cuando estás con papá, con mamá, con los abuelos, ¿te sientes bien?".

A lo que todos contestaron al unísono: "Sí". Posteriormente les invitó a participar en el diálogo, los animó a pensar cómo se sienten si tienen dos caramelos y le dan uno a otra persona.

EL PAPA A LOS RECLUSOS: "SIEMPRE VALE LA PENA VIVIR"

También este sábado el Papa ha visitado la cárcel de Montorio, cuarta etapa de su visita pastoral a Verona, en donde le ha transmitido a los reclusos que "siempre vale la pena vivir" y les ha pedido no ceder a la desesperación.

"Para mí, entrar en una cárcel es siempre un momento importante, porque la cárcel es un lugar de gran humanidad. De humanidad probada, a veces fatigada por dificultades, culpas, juicios, incomprensiones y sufrimientos, pero al mismo tiempo llena de fuerza, de deseo de perdón, de deseo de redención", ha afirmado el Papa en su discurso.

El Papa Francisco ha recordado que con Dios al lado se puede superar "la desesperación y vivir cada momento como el momento oportuno para volver a empezar".

El Papa anima a los cristianos en la misa de Verona a estar abiertos a que el Espíritu...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad