miércoles 1/12/21

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Antonio de Miguel Reyes, Isabel Jordán y Francisco Javier del Valle Petersfeldt son los tres nuevos encausados que se suman a la ristra de confesiones que acumula la pieza de 'Gürtel' relacionada con la supuesta corrupción en el municipio de Boadilla del Monte a menos de dos semanas de que se celebre el juicio oral.

Sus escritos reconociendo los hechos se suman al presentado el pasado martes por el que fuera alcalde Boadilla, Arturo González Panero 'El Albondiguilla', y al que presentó el pasado marzo uno de los principales imputados, Francisco Correa, que reconoció como "ciertos" los hechos que el Ministerio Público reflejaba en su escrito de acusación. Se acumula también a la confesión el pasado mes de marzo del ex secretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo, considerado el número dos de 'Gürtel'.

Fuentes jurídicas han confirmado a Europa Press que la considerada como administradora de algunas de las empresas de Correa, Isabel Jordán, presentó su escrito de reconocimiento de los hechos. El propio Correa llegó a explicar que otorgó a Jordán "facultades" para decidir las gratificaciones "de los distintos trabajos que encomendaban" a la red.

A esta nueva sucesión de confesiones también se ha sumado Del Valle Petersfeldt, que ha reconocido que ayudó a 'El Albondiguilla' a ocultar comisiones a través de estructuras societarias y financieras en el extranjero.

En sus conclusiones provisionales, la defensa ha admitido que González Panero, "auxiliado" por Del Valle, "ocultó a través de distintas estructuras societarias y financieras una parte de los fondos percibidos en consideración a sus cargos de alcalde de Boadilla del Monte y presidente de la EMVS" (Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda).

Del Valle ha reconocido que entre 2001 y 2004 compartieron estructuras con Correa en Madeira, Panamá y las Islas Vírgenes Británicas. A través de estas últimas González Panero "realizó diversas inversiones que generaron importantes rentabilidades en 2005 y que se integraron en su patrimonio mediante un nuevo entramado societario y bancario".

Según consta en el escrito, la estructura puesta a disposición de ambos por parte del líder de la Gürtel se utilizó para "ocultar fondos" y "para poder invertirlos de forma opaca para la Hacienda Pública española".

SOCIEDAD EN PANAMÁ

La defensa ha explicado que parte de los fondos abonados por Francisco Correa a Arturo González Panero y a José Galeote "en consideración a sus cargos y por su intervención en adjudicaciones públicas en Boadilla", junto con dinero del primero y de Javier del Valle, se remitieron a una sociedad portuguesa "a través de trasferencias que, en ocasiones, se enmascaraban como el cobro de unos servicios inexistentes".

Asimismo, Del Valle ha reconocido que hasta finales de 2004 realizó inversiones junto a González Panero y Correa a través de Itelsa, una sociedad panameña, y que fue él quien estuvo "encargado" de gestionarlo. En diciembre de ese año cancelaron la inversión conjunta y procedieron a transferir el dinero.

Según el escrito aportado a la Audiencia Nacional, dicha sociedad panameña fue utilizada por el exalcalde para "ingresar cobros obtenidos abusando de su cargo de alcalde de modo opaco".

GESTIÓN DE CUENTAS EN SUIZA

"Estos pagos se recibieron, al menos en parte, a través del denominado sistema de compensación, de forma que Javier del Valle, aprovechándose de su condición de gestor o apoderado de cuentas suizas pertenecientes a españoles que querían importar sus fondos de forma opaca para la Hacienda Pública", ha admitido la defensa.

Del Valle ha confesado que ayudó al exalcalde a recibir en una cuenta en Suiza transferencias que "carecían" de relación alguna con el origen de los fondos, "distanciando y desligando al pagador del beneficiario".

Asimismo, ha reconocido que desde 2015 auxilió al mandatario para ocultar fondos en dos cuentas en Suiza de otra sociedad panameña --Longridge-- cuya beneficiaria sería la entonces cónyuge de González Panero.

En el marco de su escrito, también ha reconocido inversiones realizadas en Estados Unidos por parte del exalcalde de Boadilla del Monte "con dinero entregado por Correa en pago de las adjudicaciones". Y ha asegurado que a través de esas estructuras, González Panero adquirió un apartamento en Miami e invirtió en proyectos inmobiliarios.

VALORACIÓN POSITIVA A EMPRESAS AMIGAS

El último en confesar en esta tanda ha sido el arquitecto Antonio de Miguel Reyes, que ha reconocido la narración fáctica del escrito de acusación de la Fiscalía con el objetivo de que se tenga en cuenta para reducir las penas que se piden contra él.

"Mi mandante, Antonio de Miguel Reyes, es mayor de edad y carece de antecedentes penales o policiales. En cuanto a los hechos objeto de imputación, mi representado se muestra conforme con la narración fáctica contenida en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, a la que se adhieren en lo sustancial las acusaciones particulares", señala ahora el arquitecto por boca de su abogado en la formulación de la modificación del escrito de defensa, al que ha tenido acceso Europa Press.

Señala que "existía una práctica" que consistía en que las ofertas que presentaban los licitadores a concursos pasaban por él para que su valoración desde el punto de vista técnico y para que emitiese informes con las puntuaciones correspondientes. Y confiesa que aunque no existiese una instrucción expresa de valorar mejor la propuesta de una empresa en concreto, "se le daba a entender que había empresas en las que había especial interés, mediante algún comentario como 'valora bien una buena presentación'".

Al hilo, reconoce que el 16 de noviembre de 2014, y por indicación del gerente Alfonso Bosch, emitió un informe técnico "en el que -sin justificación alguna- incluyó baremaciones que no se recogían en los pliegos del concurso, por lo que eran desconocidos por otros licitadores, y de ese modo, resultó que TECONSA obtuvo la mejor valoración".

"Del mismo modo, y siendo gerente de la EMSV Tomás Martín, el acusado emitió un informe el 8 de septiembre de 2006, en el que se otorgaba la mejor puntuación a la entidad ACIS 2000 S.L., en base a unos criterios desconocidos para el resto de licitadores", añade su defensa.

A estas dos licitaciones suma la emisión de un informe el 21 de septiembre de 2005, por el que se otorgaba la mejor valoración a la empresa RÚSTICAS MBS, S.L., "sin que se motivase la concreta asignación de puntos y haciendo uso de unos subcriterios en la valoración de los criterios subjetivos, que tampoco figuraban en los pliegos".

FRAUDE A LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Por último, el acusado reconoce que asumió la valoración efectuada por la empresa adjudicataria RÚSTICAS MBS S.L., quien a través de Ramón Blanco solicitó la reducción del canon anual y ampliación del plazo de concesión, como consecuencia de las incidencias surgidas y reducción de superficies de locales.

De esta forma, indica que la conducta es constitutiva de un delito de fraude a las administraciones públicas por la contratación de TECONSA, de un delito continuado de prevaricación por contratos con TECONSA, de otro delito continuado de prevaricación por la adjudicación del derecho de superficie sobre diversas parcelas, y de un delito de fraude a las Administraciones Públicas por esa misma adjudicación.

Apunta que responde a esos delitos en concepto de autor y que procede que se le imponga la pena de seis meses de prisión y ocho años de inhabilitación especial para cargo o empleo público. Añade que son de apreciar las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal de confesión muy cualificada y colaboración, del artículo 21.4ª y 7ª del Código Penal.

Otros tres encausados en la pieza de Boadilla de 'Gürtel' confiesan los hechos a menos...
Comentarios