viernes. 02.12.2022

Las ONG ven el fondo para pérdidas y daños para países vulnerables una victoria en justicia climática

Las ONG Ecologistas en Acción y Greenpeace consideran que el acuerdo final alcanzado "in extremis" esta madrugada en la XXVII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU que finalmente ha incluido la creación de un fondo específico para financiar las pérdidas y daños provocados por el cambio climático en los países menos desarrollados es un avance "histórico" y una victoria para la justicia climática y la sociedad civil, aunque lamentan que en este final "agónico" no se han logrado avances en mitigación.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Las ONG Ecologistas en Acción y Greenpeace consideran que el acuerdo final alcanzado "in extremis" esta madrugada en la XXVII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU que finalmente ha incluido la creación de un fondo específico para financiar las pérdidas y daños provocados por el cambio climático en los países menos desarrollados es un avance "histórico" y una victoria para la justicia climática y la sociedad civil, aunque lamentan que en este final "agónico" no se han logrado avances en mitigación.

Para Ecologistas en Acción este acuerdo in extremis ha logrado salvar el nuevo mecanismo de pérdidas y daños con el que las naciones reconocen la necesidad de crear un fondo para las pérdidas y los daños que sufren los países más vulnerables ante el cambio climático.

Así, celebran que la sociedad civil ha logrado que se escuche su demanda pero ahora exigen que las plataformas sociales que están presentes en las negociaciones participen del comité para el diseño de dicho fondo.

En cuanto a mitigación, para la ONG es "inadmisible" que se haya perdido un año para la lucha frente la emergencia climática dado que no se ha producido ningún avance respecto a la COP26 de Glasgow. Además, lamentan que la financiación para la adaptación ha pasado "más desapercibido" y tampoco se han registrado mejores resultados ya que acusa a las partes de ser "incapaces" de determinar una hoja de ruta para duplicar los objetivos de financiación pactados en Glasgow.

Para Ecologistas el papel de facilitación de la Presidencia egipcia no ha tenido un papel "claro" dado que apenas ha logrado avances en la confianza de las partes que han mostrado puntos de vista opuestos en aspectos relevantes.

Finalmente, durante la madrugada de este domingo se ha logrado salvar un acuerdo que incluye la exigencia de la sociedad civil pero que tiene "elementos bastante preocupantes para avanzar en la lucha climática que, además, agrandan la brecha entre el Norte y el Sur global".

Sobre el fondo, destaca que finalmente serán los emisores históricos los que nutrirán económica de ese fondo a pesar de que Estados Unidos trató de bloquearlo. También la UE quería incluir a China y otras potencias emergentes en este fondo.

"Esta ha sido una noticia agridulce. Si bien esta herramienta permitirá atender las demandas de los países más vulnerables, también deja al comité transitorio para la definición del fondo tareas que se tendrían que haber cerrado en esta cumbre. Las organizaciones ecologistas, las plataformas indígenas, de género y de juventud exigimos que se nos tenga en cuenta en el diseño de los siguientes pasos", ha señalado el portavoz de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz.

En cuanto a mitigación, la ONG critica que la Presidencia no ha mostrado "interés" por avanzar lo que supone un año de trabajo perdido que muestra la "incapacidad de las COP" de incluir obligaciones para ceñirse a los últimos informes del IPCC.

Otra de las cuestiones que no muestra cambios es la mención a la necesidad de abandonar los combustibles fósiles, que ha sido otro de los escollos importantes estas dos semanas.

Asimismo, otro aspecto que queda cojo en esta COP27 es la financiación del Fondo Verde para el Clima porque no se ha pactado una nueva cifra y además se abre a la financiación de fuentes privadas lo que para la portavoz Marta García Pallarés abre un "mal precedente" en los acuerdos internacionales porque son los países quienes deben estar representados en estas negociaciones y no las corporaciones".

En materia de derechos humanos, Ecologistas denuncia la "represión ejercida" por Egipto contra activistas, disidentes políticos y periodistas antes y durante la COP. Según la Comisión Egipcia para los Derechos y Libertades ha cifrado en más de 800 las personas detenidas desde principios de octubre hasta la fecha, con un repunte en el número de detenciones desde el 11 de noviembre por una supuesta convocatoria de protesta en el país. "Pedimos a la comunidad internacional y a la ONU que condenen estas acciones y demanden al país anfitrión la liberación de los presos políticos", ha reclamado.

En definitiva, Ecologistas lamenta que la Presidencia egipcia haya sido "incapaz" de lograr avances significativos en una COP "trascendental" en la que la ruptura de la confianza entre los países se ha hecho evidente, agrandando las diferencias entre los países y poniendo en jaque un proceso que se basa en su mera voluntariedad.

En la misma línea, Greenpeace considera la creación del fondo para pérdidas y daños es el comienzo de la justicia climática y supone una "victoria de la ciudadanía y de las personas activistas por el cambio climático y supone un paso importante para desenmascarar el poder fósil que bloquea la acción climática.

El director ejecutivo de Greenpeace Sureste de Asia y jefe de la delegación de Greenpeace en la COP27, Yeb Saño, considera que el acuerdo del fondo de financiación para pérdidas y daños marca el inicio de un "nuevo camino para la justicia climática". "Los gobiernos han puesto la primera piedra de un nuevo fondo que se necesitaba desde hace mucho tiempo para prestar un apoyo vital a los países y comunidades vulnerables que ya están siendo devastados por la aceleración de la crisis climática", ha valorado.

A su juicio, pese a los intentos de cambiar avances en adaptación por mitigación, el esfuerzo de los países vulnerables, que se han mantenido firmes, como de las personas activistas por el clima han conseguido "superar las barreras y dar un paso adelante en la acción climática". Sin embargo, alerta de que los grupos de presión de la industria fósil han acudido en masa a la cumbre y, en parte, han logrado su objetivo ya que la declaración final ha ignorado las menciones a incluir el abandono progresivo de "todos" los todos los combustibles fósiles.

En cuanto a España, Greenpeace pide al Gobierno que eleve su objetivo de revisión de emisiones por lo menos hasta un 55 por ciento respecto a 2030 respecto a 1990, más del doble del objetivo actual, que es el 23 por ciento.

El representantes de Greenpeace España en la COP27, Pedro Zorrilla, ha reclamado al Gobierno que ahora se comprometa a facilitar la creación rápida del nuevo fondo y a aportar los recursos necesarios para hacer frente a los impactos y sufrimientos de las personas más vulnerables e impactadas por el cambio climático.

Para ello, propone que aumente los impuestos a las empresas combustibles y que se usen los presupuestos que ahora se destinan a subvencionar los combustibles fósiles a este fondo.

Las ONG ven el fondo para pérdidas y daños para países vulnerables una victoria en...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad