jueves. 07.07.2022

Olona sostiene que Vox quiere "cerrar los chiringuitos ideológicos" montados a costa del sudor de los trabajadores

La líder de Fratelli d'Italia aconseja al PP que se "reencuentre" consigo mismo y defienda los valores "para los que nació"

La líder de Fratelli d'Italia aconseja al PP que se "reencuentre" consigo mismo y defienda los valores "para los que nació"

MARBELLA (MÁLAGA), 12 (EUROPA PRESS)

La candidata de Vox a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Macarena Olona, ha defendido que su formación tiene al hombre "como compañero, no como enemigo" y ha abogado por "cerrar los chiringitos ideológicos".

Así, en Marbella (Málaga), en el Auditorio Parque de la Constitución, con la presencia del líder de Vox, Santiago Abascal y la presidenta de Fratelli d'Italia, Giorgia Meloni, ha asegurado: "No criminalizamos a nadie en función de su sexo, no aceptamos unas cuotas que nos hacen personas de segunda. Queremos cerrar chiringuitos ideológicos que han montado a costa de vuestro sudor y esfuerzo".

En su intervención, en la que ha lucido una chaqueta con la frase 'Fuerza y Honor' en su espalda, Macarena Olona ha defendido el papel de la familia: "Sin familias fuertes no hay sociedades fuertes y Vox en Andalucía y en España pondremos la familia como foco, como centro, de todas las políticas públicas".

También ha defendido que con Vox una madre que "roba" a sus hijos, que es "secuestradora", cumplirá "hasta el último día de prisión de su condena, especialmente por el daño a sus hijos, que tienen derecho a estar con su madre, por supuesto, pero también con su padre".

Olona ha reiterado que quiere que los hijos de los andaluces crezcan en esta tierra "y no sigan sufriendo la pena de destierro, porque para encontrar una oportunidad de futuro tienen que marcharse de Andalucía y en no pocos casos al extranjero, como habéis sufrido en esta tierra en la década de los 50 cuando miles de jóvenes tuvieron que emigrar a Cataluña o Alemania".

No obstante, la candidata ha afeado que se "atrevan a comparar la invasión migratoria que sufrimos de inmigrantes ilegales descontrolados con esos jóvenes que emigraron con su contrato de trabajo, su alojamiento concertado y no con machete en mano".

Así, ha incidido en sus críticas a la "inmigración ilegal descontrolada" en España y en que en su partido "no hay racismo": "No tiene que ver ni con raza ni con nacionalidad, tiene que ver con la cultura". En este sentido, ha reiterado que hay culturas que son "incompatibles con nuestros valores occidentales".

"Hay culturas que no son respetables --ha continuado--, hay culturas que tenemos el deber de combatirlas porque Giorgia --Meloni--, yo, el resto de mujeres de Andalucía no queremos en nuestra casa, que es España o en Italia, se nos trate como seres inferiores; no queremos costumbres como los matrimonios forzosos, no queremos costumbres como las mutilaciones".

Por tanto, ha aseverado: "En mi casa se cumplen mis leyes, mis reglas y en mi casa priman los valores occidentales, desde que un 2 de enero con la toma de Granada se puso fin a ocho siglos de invasión musulmana".

En su discurso ha rechazado el "odio patológico que hace de los hombres nuestros enemigos cuando sois nuestros compañeros" y ha destacado la "valentía" de "dar un paso al frente y romper las cadenas con las que nos ha atado el feminismo".

"Eso es Vox, eso es Fratelli, los partidos que en España e Italia han venido para defender a hombres y mujeres porque sus problemas son los mismos. ¿O no afectan igual a las familias la tasa de paro juvenil que es la más alta de Europa?, ¿O no afecta a las familias andaluzas una tasa de desempleo que dobla la media nacional y se sitúa en la franja del 20%?", se ha preguntado Macarena Olona.

En este punto, ha criticado a aquellos que se dedican a "pintar bancos de colores, poner faldas a los semáforos, criminalizan el piropo elegante español o estudian el impacto de género de una circunvalación". Olona ha sostenido que en España esto lo representa una ministra "de igual-da, que nos quiere colectivizadas y víctimas, que nos quiere enfermas porque nos considera enfermas cuando hablan de introducir un permiso laboral por menstruación".

Unas políticas "impuestas desde Madrid" que en Andalucía "se ha tragado el Gobierno de PP y Ciudadanos y no hablan en nuestro nombre, porque Irene Montero te dice a ti, mujer, que tu aspiración tiene que ser volver a casa sola y borracha pero ella nunca volvería sola y borracha a El Puche, El Ejido o Saint-Denis".

En estos lugares, ha añadido, se ven "los efectos del multiculturalismo, ese multiculturalismo nos lleva a la degradación de nuestros barrios. Los números no son fascistas, son pura realidad".

MELONI ACONSEJA AL PP QUE "SE REENCUENTRE CONSIGO MISMO"

Por su parte, la presidenta nacional del partido político Fratelli d'Italia, Giorgia Meloni, ha aconsejado al PP que "se reencuentre" consigo mismo y que vuelva a "defender los verdaderos valores" para los que nació.

Meloni, que ha intervenido en el mitin de Vox en Marbella, ha indicado que el PP "en lugar de estar angustiado por la pesadilla de perder votos a favor de la derecha, mi consejo es que vuestro adversario no es la derecha, reencontraos con vosotros mismos y volved a defender los verdaderos valores para los que nacisteis".

Ha agregado que "ya no es tiempo de pensamientos débiles ni de compromisos a la baja, ni de continuas humillaciones que igualan a todos y debilitan a nuestras naciones". "Es el momento de las tomas de posición claras", ha añadido.

Ha apuntado que la rendición de Granada "puso fin a la Reconquista, Andalucía volvió a España y Europa volvió a la cristiandad". "Hoy en día, el laicismo de izquierdas y el radicalismo islámico amenazan nuestras raíces. Hace 530 años, el italiano Cristóbal Colón partió de un puerto andaluz para descubrir las Américas. Hoy hay quien quiere derribar las estatuas dedicadas a él para borrar nuestra historia como europeos, cristianos y occidentales", ha sostenido.

Frente a esta situación, ha señalado que "no hay mediaciones posibles". "O se dice 'sí' o se dice 'no'. Sí a la familia natural, no a los lobbies LGBT; sí a la identidad sexual, no a la ideología de género; sí a la cultura de la vida, no al abismo de la muerte; sí a la universalidad de la cruz, no a la violencia islamista; sí a fronteras seguras, no a la inmigración masiva; sí al trabajo de nuestros ciudadanos, no a las grandes finanzas internacionales; sí a la soberanía de los pueblos, no a los burócratas de Bruselas; y sí a nuestra civilización, y no a quienes quieren destruirla", ha reivindicado.

Meloni ha asegurado que "los partidos de la derechita se han quedado con millones de votos conservadores, secuestrados durante años, para luego hacer los peores tratos con la izquierda". "Pasa en España y en muchos países europeos y también en Bruselas. La experiencia de Vox y de Fratelli d'Italia y muchos otros partidos patrióticos de Europa nos enseñan que, si los populares sufren la hegemonía de la izquierda, al final pierden y la izquierda gana", ha concluido.

Olona sostiene que Vox quiere "cerrar los chiringuitos ideológicos" montados a costa...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad