martes 25/1/22

Tres menores han fallecido y más de 40 han resultado heridos en castillos hinchables en España desde 2014

Tres menores de edad han fallecido y más de 40 han resultado heridos en castillos hinchables en España desde 2016, siendo el último caso el ocurrido este martes en la localidad valenciana de Mislata, un accidente que ha provocado la muerte de una niña de 8 años y ha dejado heridos a otros ocho menores.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Tres menores de edad han fallecido y más de 40 han resultado heridos en castillos hinchables en España desde 2016, siendo el último caso el ocurrido este martes en la localidad valenciana de Mislata, un accidente que ha provocado la muerte de una niña de 8 años y ha dejado heridos a otros ocho menores.

En febrero de 2016, un niño de 4 años falleció en un accidente en un castillo hinchable en Sevilla tras caer sobre él otro menor mientras jugaban en la atracción instalada en La Rinconada, en el marco del carnaval de San José.

Asimismo, en mayo de 2017 murió una niña de 6 años tras salir volando un castillo hinchable de un restaurante de Caldes de Malavella (Girona), un accidente que también dejó otros seis niños heridos de distinta gravedad. El castillo tenía una de las cremalleras laterales sin cerrar y dejó salir el aire repentinamente, según informaron a Europa Press fuentes cercanas al caso.

Además, en abril de 2014 más de 23 personas, entre adultos y niños, resultaron heridas después de que cinco atracciones hinchables instaladas en un parking de Alicante se levantara y desplazara unos metros a causa de una fuerte racha de viento.

Igualmente, en mayo de ese mismo año, otro accidente en la zona infantil al aire libre de un centro comercial en Leganés (Madrid), dejó cuatro heridos al salir la atracción volando y caer sobre un tejado cercano.

Varios años antes, en julio de 2003, una niña de 5 años murió al golpearse mientras jugaba en un castillo hinchable de un centro comercial en el municipio de Mogán, Gran Canaria.

Fuera de España, también se han registrado accidentes de este tipo recientemente, como el ocurrido en la isla australiana de Tasmania en diciembre de 2021, cuando una ráfaga de viento levantó un castillo hinchable ubicado en una escuela, causando la muerte de cuatro niños.

Desde FACUA-Consumidores en Acción señalan a Europa Press que hay que exigir a los ayuntamientos "que realicen inspecciones para garantizar tanto la existencia de licencias como el correcto funcionamiento de las atracciones infantiles".

La asociación denuncia la "ausencia de mecanismos de control reglados" y reivindica la necesidad de una normativa que establezca con carácter general mecanismos de control y supervisión.

Del análisis de la decena de accidentes registrados en los últimos años, se deduce, según FACUA, que "la mayor parte de éstos se produce por un mal anclaje al suelo de las instalaciones, un excesivo aforamiento y la falta de supervisión por parte de un adulto".

Según añade, las lesiones más frecuentes se producen a consecuencia de golpes producidos por caídas y choques entre los propios niños, quemaduras por el roce de las lonas, hematomas, contusiones y fracturas de diversa gravedad.

FACUA también advierte de que la normativa que en la actualidad regula este tipo de actividades varía sustancialmente de una comunidad a otra y ello genera "carencias graves".

El Defensor del Pueblo ya advertía en 2015 que "el marco legal de referencia dispone de unos criterios generales, sin especificar aspectos esenciales propios de la actividad señalada", y recomendaba "establecer un protocolo de revisión de atracciones de feria".

Por otro lado, FACUA señala que los seguros de responsabilidad civil que deben contratar los responsables de estas instalaciones deberían ajustarse a la gravedad de las consecuencias que tienen los accidentes que pueden producirse en ellas. Las cuantías de estos seguros previstas en distintas normativas autonómicas son "claramente insuficientes", según indica la asociación.

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publicó una nota en junio de 2018 advirtiendo de "los peligros" de los castillos hinchables y de las consecuencias "fatales" que podían ocurrir.

Según la OCU, este tipo de atracciones deben cumplir unas precauciones mínimas, entre ellas, no usarse "nunca con viento" (un viento de 15 kilómetros por hora ya puede moverlas); estar bien ancladas; estar vigiladas en todo momento por al menos dos monitores; establecer turnos por edades o estaturas; presentar un hinchado uniforme; contar con un espacio libre alrededor de mínimo 2 metros, y tener los papeles en regla.

Tres menores han fallecido y más de 40 han resultado heridos en castillos hinchables en...