miércoles 25/5/22

Sindicatos exigen una revisión salarial frente a la postura "egoísta" de la patronal y rechazan "políticas de recortes"

VALÈNCIA, 1 (EUROPA PRESS)

La manifestación el 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajador, ha regresado este domingo a recorrer las calles del centro de València, tras dos años de ausencia de la marcha a causa de la pandemia, para reclamar "soluciones" ante la "nueva crisis" provocada por la inflación a causa de la guerra de Ucrania, que "amenaza la capacidad adquisitiva y pone en peligro algunos de los avances puestos conseguidos en los últimos años".

La marcha ha arrancado a las 11.00 horas desde la plaza de San Agustín, bajo el lema 'La solució: augmentar salaris, contindre preus, més igualtat', y ha recorrido las calles de San Vicente, periodista Azzati, plaza del Ayuntamiento, Las Barcas y Pintor Sorolla, hasta finalizar el trayecto en la calle Navarro Reverter.

Encabezados por una muixeranga que ha tocado clásicas canciones del movimiento como 'Bella Ciao', 'A las barricadas o 'La Internacional', han portado pancartas con lemas como 'Per un treball decent, + salaris + igualtat + protecció social + salut laboral' o 'La solución: + empleo, salario e igualdad. Más industria', carteles de los sindicatos CCOO y UGT y varias banderas republicanas.

Entre las autoridades asistentes, han coincidido la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant; el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, o el alcalde de València, Joan Ribó. También han estado presentes los secretarios generales de los sindicatos convocantes, CCOO-PV y UGT-PV, Ana García y Ismael Sáez, respectivamente.

La secretaria general de CCOO-PV ha subrayado que el 1 de mayo es "un día de poner en valor las soluciones que se han estado proponiendo desde los sindicatos" en una jornada "especial, festiva y reivindicativa, marcada por la nueva crisis generada por la inflación y los precios desbocados, y agravada por la invasión de Rusia contra Ucrania".

"Se han tomado acuerdos fruto del diálogo social para la mejora de las condiciones de trabajo de la clase trabajadora, como el incremento del salario mínimo interprofesional, que ha pasado, desde 2016 a 2021, de 655 a 1.000 euros; la reforma de pensiones que garantiza que no sigamos teniendo pensionistas pobres y revaloriza las pensiones conforme al incremento del IPC; y, por último, la reforma laboral que está funcionando y permitiendo que miles de trabajadores puedan desarrollar sus proyectos de vida gracias a esa contratación indefinida que incrementa mes a mes", ha hecho balance García.

En materia de reivindicaciones, ha reclamado modificar la estructura actual de establecimiento de los precios y garantizar que el precio del gas "no sea el que marque el nivel de precios", al tiempo que ha pedido "más igualdad en el empleo, más igualdad entre hombres y mujeres y eliminar las brechas de género". Para ello, ha exigido un cambio en el modelo de financiación autonómica, "que sea justo y permita que desaparezca esa deuda ilegítima que tiene la Comunitat Valenciana".

Asimismo, ha calificado de "muy egoísta" la posición de las patronales, a las que ha acusado de "no querer llegar a un acuerdo imprescindible para la clase trabajadora para un incremento de salarios con una cláusula de revisión salarial". "No firmaremos un acuerdo que vaya a llevar a unas devaluación salarial como sucedió en la crisis de 2008, con políticas de austeridad y recortes", ha aseverado García.

"PONE EN PELIGRO LOS AVANCES CONSEGUIDOS"

Por su parte, el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, ha destacado la necesidad de "plantear soluciones a los problemas del país, en este momento, capitalizados por la guerra de Ucrania, que ha determinado un incremento de los precios, una subida de la inflación, que amenaza la capacidad adquisitiva de los ciudadanos y pone en peligro algunos de los avances puestos en marcha en los últimos años".

"Estamos dispuestos, en el contexto de una crisis que tiene que ser soportada de manera equilibrada entre los distintos componentes de la sociedad, a asumir la parte que nos pueda corresponder", ha declarado y, en este sentido, ha mostrado su voluntad por llegar a un acuerdo con la CEOE.

No obstante, ha declarado que no están dispuestos a "asumir un planteamiento de incrementos salariales moderados, que es lo que hay hoy encima de la mesa, y a la vez renunciar a la cláusula de revisión". Asimismo, ha defendido una fiscalidad "justa y suficiente", una armonización fiscal, salarial y de las condiciones de trabajo en el conjunto de la UE, y una política de inversión que "sea capaz de mirar al futuro".

"MOMENTO DECISIVO"

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha reivindicado un empleo de calidad, especialmente para las mujeres, en un "momento decisivo" para España y ha instado a "seguir trabajando para la dignidad e igualar los salarios", una política "acompañada de reformas para que los puestos de trabajo que se creen sean de calidad". "Esta manifestación festiva celebra lo que ya hemos conseguido pero también reivindica lo que todavía nos queda por hacer", ha expresado.

Morant ha defendido que el Gobierno de España está "volcado" en hacer del trabajo "una circunstancia vital digna para todas las personas" y ha puesto en valor medidas puestas en marcha por el Ejecutivo como la subida del salario mínimo interprofesional "más grande que ha hecho nunca ningún Gobierno en España". "En este momento, estamos en más de 20 millones de trabajadores en todo el país, cifras ya no previas a la pandemia, sino previas a la crisis financiera de 2008", ha incidido.

Además, ha recalcado que esos puestos de trabajo "tienen una dignidad y han huido de la temporalidad gracias a la aprobación de la reforma laboral, que ha estado trabajada dentro del diálogo social que hemos recuperado también en esta etapa".

La titular de Ciencia e Innovación ha apostado por "incidir en los sectores productivos", por ejemplo, en el del automóvil, puesto que el Gobierno "quiere que en nuestro país se fabrique vehículo eléctrico". Al respecto, ha celebrado la gigafactoría que Volkswagen instalará en Sagunt (Valencia), que "revolucionará la Comunitat Valenciana", donde se generarán 4.000 puestos de trabajo, gracias, entre otras cosas, a los fondos Next Generation y Perte del vehículo eléctrico".

"DÍA DE AUTOEXIGENCIA"

Por su parte, el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, ha celebrado que durante este año, "entre todos", se ha conseguido "la cifra máxima de empleo y de personas afiliadas a la seguridad social", aunque ha admitido que es "insuficiente", al igual que los salarios y el trabajo que "aún tenemos". "Para la Generalitat, también es un día de autoexigencia", ha indicado.

Así, Puig ha apostado por ir "mucho mas allá" apoyándose en la modernización y la descarbonización, y se ha mostrado "muy esperanzado" de que este año, con acciones "tan importantes" como la gigafactoría de Volkswagen, "vamos a conseguir de verdad que la Comunitat Valenciana sea una tierra de trabajo digno y de conseguir el pleno empleo, que es una ambición absolutamente irrenunciable".

Finalmente, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha resaltado que las últimas cifras de creación de ocupación, así como de calidad en la creación de ocupación, trabajo indefinido y reducción de la diferencia en el desempleo entre hombres y mujeres, son "las mejores en décadas".

"Eso tiene mucho que ver con las políticas impulsadas por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, como la reforma laboral, y las políticas activas de ocupación de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo", ha vinculado.

La marcha de Valencia reclama "soluciones" a la inflación y la crisis por la guerra
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad